Saltar al contenido

Allamanda cathartica

Allamanda cathartica
Allamanda cathartica

La Allamanda cathartica es una vistosa planta que usualmente posee un porte trepador. También recibe el nombre de “Trompeta amarilla”, “Flor de mantequilla”, e incluso “Jazmín de Brasil”, y esto se debe a sus características especiales, haciéndola una planta muy común en todo el mundo, especialmente en aquellas zonas cálidas y tropicales donde pueda prosperar adecuadamente, deslumbrando gracias a su follaje verdoso y vistosas flores de color amarillo.

La trompeta amarilla se ha convertido en parte de las especies de plantas florales favoritas de los jardines exteriores cálidos donde pueda crecer a sus anchas y recompensarnos con sus grandes y fragantes flores.

Detalles de la Allamanda cathartica

Detalles de la Allamanda cathartica
Detalles de la Allamanda cathartica

 

Planta de hoja perenne y follaje de color verde oscuro y muy brillante; verticiladas de hasta 15 centímetros de largo y 5 centímetros de ancho; y con el haz lustroso. Por otro lado, los tallos de esta planta son delgados y finos, pudiendo presentarse como un arbusto; no obstante, si tiene donde apoyarse, crece más comúnmente como una planta trepadora muy apreciada. Asimismo, la corteza es gris a marrón claro dependiendo del ejemplar.

Sin embargo, el aspecto más llamativo de estas plantas son sus grandes, vistosas, coloridas y fragantes flores, siendo de color amarillo intenso, con un tamaño de hasta 12 centímetros. Estas flores tienen una típica forma de trompeta o campana; y, aparte de hermosas, usualmente atraen a gran cantidad de agentes polinizadores, particularmente abejorros y colibrís.

Tras ser polinizadas se generan los frutos que no son más que capsulas secas de unos pocos centímetros de diámetro. Dentro poseen gran cantidad de semillas de color negro. Por último, florece durante todo el año en zonas tropicales y entre la primavera y el verano cuando se le cultiva en zonas frías.

Cuidados de la Allamanda cathartica

Cuidados de la Allamanda cathartica
Cuidados de la Allamanda cathartica

 

Estas plantas se caracterizan principalmente por ser comunes en jardines; esto se debe a que son ejemplares que típicamente responden de buena manera ante los tratamientos y cuidados básicos, es por esto que son tan populares. Si bien ya mencionamos su resistencia, si queremos que nuestros ejemplares prosperen adecuadamente habrá que seguir con una serie de cuidados:

  • Requiere de un sitio con una gran iluminación para crecer, ya que las trompetas amarillas la necesitan para realizar su proceso alimenticio diario; igualmente, puede tolerar por periodos cortos la semisombra, pero no es la mejor opción.
  • No son exigentes en cuando a fertilizantes, sin embargo, nos agradecerá mucho recibir humus de lombriz de manera líquida junto al agua. También le favorece el abonado frecuente con compost.
  • No exige suelos, sin embargo, prefiere aquellos profundos y frescos. Curiosamente, no tolera los pH básicos de los mismos, pudiendo morir el ejemplar si es regado con agua común. También se desarrolla sin problemas en suelos ácidos.
  • Demanda riegos constantes en épocas de calor, del resto solo se regará cuando se haya secado completamente la tierra; del resto, en el verano se debe pulverizarle agua sobre sus tallos y hojas; esto se debe a que prefiere la humedad ambiental.
  • Acepta muy bien la poda y de hecho le sirve para darle vigor para que se enfoque en el desarrollo las inflorescencias.
  • Deberá mantenerse en clima tropical a fin de que no muera, ya que es muy sensible a las heladas. Y en caso de habitar en lugares templados, la maceta debe ser traspasada dentro de casa, cuidando que le llegue suficiente luz.

Propiedades medicinales de la Allamanda cathartica

Los indígenas americanos han usado esta planta durante siglos a fin de combatir una serie de afecciones parasitarias intestinales. Esto se debe a que tiene propiedades como vermífugo, es decir puede eliminar las parasitosis intestinales. Además de que induce el vómito naturalmente.

Igualmente, se estima que los extractos y sustancias derivadas de esta planta puedan favorecer la regeneración y cicatrización de las heridas. Por último, la ingestión controlada de estos derivados favorece la hipotensión arterial.

Toxicidad de la Allamanda cathartica

Aunque sea usada como medicinal y tenga excelentes propiedades como ornamental, el jazmín de Brasil también es una planta venenosa, causando intoxicación por ingestión e irritación por contacto directo con su sabia lechosa. Los efectos de las toxinas afectan primordialmente el sistema digestivo causando vómitos y diarrea, e igualmente malestar general persistente. Y si bien sus efectos no suelen ser letales, debilitan considerablemente las personas.

Cabe destacar que, todas las partes de la planta son venenosas incluyendo las flores; es por esto que debemos tener especial precaución en caso de tener niños pequeños y mascotas como perros o gatos.

 

Subir