Saltar al contenido

Caléndula

Caléndula
Caléndula

La Caléndula es una vistosa planta de grandes flores compuestas en forma de capítulos. Reciben muchos nombres, desde el nombre de su género “Caléndula”, “Maravilla” y también conocida como “Botón de oro”.

Pertenece a la familia de las asteráceas por lo que está relacionada con los girasoles y con las margaritas; y, al igual que con ellas, su principal atractivo radica en sus hermosas y vistosas flores de color amarillo naranja muy vivo.

Orígenes de la Caléndula

Es originaria genéticamente del sur de Europa y de la cuenca mediterránea, aunque desde tiempos remotos se ha hecho presente en américa central y del norte, particularmente en México, donde ya los aztecas le daban usos ceremoniales, e igualmente los mayas. Hoy en día, en la costumbre del día de muertos, es muy común elaborar los adornos para la celebración con estas flores, así como con las del género Tagetes.

El nombre común del género le fue dado por los romanos, puesto que florece el primer día de cada mes. Ellos también lo empleaban en ritos y en celebraciones, así como para elaborar coronas florales.

Características de la Caléndula

Características de la Caléndula
Características de la Caléndula

 

Las principales características de la caléndula son las siguientes:

  • Puede ser anual o perenne dependiendo de los recursos disponibles, así como del clima. Cuanto el ambiente es árido o muy frío adopta la postura de anual; en cambio, en climas frescos y con algo de humedad puede vivir por varios años produciendo constantemente flores, especialmente en los trópicos.
  • Podemos observarla como una planta herbácea de porte bastante pequeño, con tallos de color verde que poseen una longitud que varía entre los 20 a 60 centímetros de altura, erectos y usualmente bastante ramificados, presentando hojas principalmente en su extremo superior. Dichas hojas son alternas, simples, con forma oblongo-lanceolada y con un largo de hasta 14 centímetros. Asimismo, tienen un ancho mucho menor de unos 4 centímetros.
  • Sus espectaculares inflorescencias se conocen como capítulos y no son más que flores compuestas, presentando un tamaño máximo de hasta 6 centímetros, con el color usual de amarillo o naranjas. En el centro, contienen gran cantidad de pequeñas florecillas donde se generan los frutos; son aromáticas junto con el resto de la planta y atraen a gran cantidad de insectos polinizadores, particularmente abejas.
  • Tras la polinización de sus flores se generan los frutos secos, llamados aquenios, que son pequeños y característicamente curvos; lo que permite identificarlos muy fácilmente. Cabe destacar que son diseminadas usualmente por el viento.

Cuidados de la Caléndula

Cuidados de la Caléndula
Cuidados de la Caléndula

 

En primer lugar, hay que mencionar que esta es una planta bastante resistente a condiciones adversas, pudiendo crecer en gran cantidad de lugares con cuidados y requerimientos muy mínimos. Sin embargo, si deseamos unas plantas con abundantes flores y con una vida perenne hay que cumplir con una serie de condiciones:

  • Debemos situarla a pleno sol, aunque en climas extremadamente cálidos sería buena idea que tenga acceso a algo de sombra diaria siempre predominando el sol; nunca debe situarse a plena sombra o no florecerá.
  • No es muy demandante en cuanto a suelos; particularmente, si queremos presenciar una abundante floración, lo mejor será proporcionarles una buena capa de abono orgánico en un suelo que siempre esté muy bien drenado.
  • Puede plantarse sin problemas en macetas, siendo ideal para jardines interiores, siempre que le llegue suficiente iluminación. Ahora bien, no es recomendable tenerla dentro de casa puesto que las corrientes de la calefacción y el aire acondicionado le perjudican.
  • Una buena idea para prevenir la aparición de malas hierbas y mantener el suelo húmedo, es cubrir el sustrato con una capa de paja o heno; igualmente funciona con pasto seco, a fin de permitir el desarrollo de un suelo más fresco.
  • No exige mucha humedad ambiental, ni tampoco riegos, pero en climas cálidos nos agradecerá la acción. Además, es importante conocer que nunca debemos encharcar el suelo o podrían podrirse sus raíces.
  • Las podas se realizan para darle forma al ejemplar, y especialmente para eliminar las flores muertas y potenciar las nuevas que saldrán.

Peculiaridades de la Caléndula

Si bien debemos aclarar que es una planta comestible y muy hermosa, tiene una fragancia algo incómoda, esta puede disgustar más a algunas personas frente a otras. A pesar de todo, es un excelente ejemplar propio de jardines soleados y muy recomendado para dar color.

Ya para finalizar, resulta oportuno mencionar que pueden emplearse sus flores para extraer los pigmentos amarillos o naranjas que estas poseen.

 

Subir