Saltar al contenido

Carpinus betulus

Carpinus betulus
Carpinus betulus

 

También conocido como carpe (castellano), càrpinus (catalán) y pago lizarra (euskera). Es un hermoso árbol que se caracteriza por su tronco estirado y ramificado desde bajas alturas, y por ser un ejemplar con un diseño gótico en sus hojas muy llamativo.

Conoce al carpinus betulus

Se trata de un árbol caducifolio muy hermoso como árbol ornamental, capaz de llamar la atención con su larga corteza y curiosas hojas. Su copa es muy alta y ancha, de forma irregular, con un diseño abombado muy llamativo que provee una buena sombra y un ambiente muy agradable. Posee una altura estándar, pero sus ramificaciones lo hacen ver como un ejemplar muy grande.

Detalles del carpinus betulus

Es un ejemplar de crecimiento lento y una longevidad mediana, con un tiempo de vida aproximado de 100 años, aunque es posible ver especies que superen esa cifra. Su altura es medianamente alta, alcanzando de 20 a 25 metros; su tronco es redondeado u oval, de forma estirada y algo torcido, con muchas ramificaciones arqueadas desde una baja altura; la corteza es lisa y de color grisáceo, pero a medida que gana altura se vuelve muy reticular.

Posee hojas alternas con una medida de 4 a 10 centímetros de longitud, son de forma oval, con bordes poco bidentados, y su color es un verde muy llamativo que luego se volverá amarillo en temporadas de otoño. Al mismo tiempo, se encuentran sostenidas por un pecíolo de 1 centímetro.

Sus flores son los amentos, y se da en sexos tanto masculinos como femeninos, midiendo de 3 a 5 centímetros de longitud. Cabe destacar que, las flores femeninas tienen la peculiaridad de adquirir brácteas trilobuladas, las cuales poseen un color verde pálido muy hermoso. Su época de floración es en los meses abril y mayo.

Sus frutos son secos y tienden a madurar en otoño, con un diseño de peritas estriadas, las cuales se abren cuando completan su ciclo de madurez. Tienden a medir de 7 a 8 milímetros de longitud, y son de color amarillento.

Sobre su ecología

Suele convivir junto a muchos árboles caducifolios en suelos con buena cantidad de humus y una profundidad relativamente buena. Prefiere los suelos calizos antes que los silíceos, en un ambiente húmedo de clima templado. Pero también suele tolerar los suelos neutros con poca cantidad de ácido.

En cuanto a su altura sobre el nivel del mar, resulta ser muy variada, ya que en la Península Ibérica apenas llega a los 200 metros, mientras que en el resto de las zonas puede llegar hasta los 1200 metros.

Su propagación se puede dar por semillas (en otoño) o por injertos para conseguir más variedades del ejemplar. Además, es un árbol que no exige muchos cuidados, nada más con sembrarlo en algún suelo húmedo y con algo de sol, podrá asegurar una buena pero lenta germinación, la cual puede tardar hasta 2 años después de su siembra y se suele dar en temporadas de primavera. Por otra parte, al ser un árbol apto para la poda, es visto como seto en los distintos jardines de Europa.

Situación geológica del carpe

Situación geológica del carpe
Situación geológica del carpe

 

Es nativo principalmente de la zona central de Europa y el suroeste de Asia. También se ha visto como especie ornamental en los jardines o parques de la Península Ibérica, precisamente desde la parte occidental de Pirineos hasta el sur de Escandinavia, también alcanzando a Turquía.

Datos curiosos del carpe

Es muy usado como árbol ornamental debido al color amarillo brillante que adquiere en otoño, por su capacidad de servir como setos mediante podas, y por sus ramificaciones muy llamativas. Por su diseño en hojas, es un ejemplar capaz de adornar en escenas góticas.

Posee una madera blanca, muy buena para ser usada en muchísimos instrumentos como las piezas de un piano, tacos de billar, entre otros. Incluso, se dice que en Centroeuropa la suelen usar para crear varitas mágicas.

Debido a sus componentes, puede ser usado en el campo de la medicina, ofreciendo muchísimos usos como astringente, oftalmológicos, hemostáticos, entre otros. Finalmente, se dice que cuando la especie está en presencia del invierno, y ocurre una tormenta, sus semillas pueden propagarse a una distancia superior al kilómetro.

 

Subir