Saltar al contenido

Colutea arborescens

Colutea arborescens
Colutea arborescens

 

También conocido como espantalobos, espantazorras, sonajas (castellano), espantallops (catalán), ikara-otso (euskera) y colleta (gallego). Es una planta cuya característica principal son sus frutos globosos, los cuales son muy llamativos por su peculiar sonido que producen debido a las acciones del viento.

Conoce al colutea arborescens

Se trata de un arbusto que a veces puede ser un árbol pequeño. Se caracteriza por sus peculiares frutos, ya que tienen un diseño peculiar, como que si estuvieran inflados de aire. Estos frutos suelen realizar un sonido característico por acción del viento; por este motivo, se dio algunos de sus nombres en castellano (sonajas). Su copa es redonda en la mayoría de las especies, la cual se encuentra ramificada desde bajas alturas; no obstante, su sombra no suele ser muy buena.

Detalles del colutea arborescens

Es una planta de crecimiento rápido. Se puede presentar como un arbusto de gran tamaño o un árbol pequeño, ya que sus medidas rondan entre los 4 y 5 metros. Posee muchas ramificaciones, por lo tanto, no se puede apreciar un tronco con exactitud. A su vez, posee una corteza persistente y dichas ramificaciones tienen la peculiaridad de ser vacías por dentro, lo cual hace recordar mucho a las ramificaciones del saúco.

Posee hojas caducas, compuestas y alternas; las cuales tienen un diseño variado siendo ovalado, elíptico o redondeado. Se encuentran distribuidas de forma imparipinnadas, es decir, sus hojas se hayan en forma paralela y adicionalmente queda una hoja solitaria, las cuales están compuestas por 3 o 7 hojuelas, que miden aproximadamente de 0,8 a 3 centímetros de largo y 0,5 a 2,5 centímetros de ancho. En cuanto a la textura, son lisas por el haz, pero tienen una especie de pelusilla suave sobre el envés.

Sus flores son llamativas, sexualmente hermafroditas y se presentan en racimos de 2 a 8 ejemplares. En cuanto a características físicas, son de color amarillo dorado; presenta una vena roja en el pétalo superior de la flor y tiene un tamaño aproximado de 3 centímetros. Su época de floración se da entre marzo y julio.

La característica más primordial de esta especie son sus frutos, los cuales son una legumbre de gran tamaño, alcanzando una longitud de 4 a 9 centímetros. Tienen un diseño globoso, colgante y, además, adquieren una textura parecida al papel cuando se maduran.

Sobre su ecología

Esta especie suele crecer acompañado de encinares, hayedos y quejigares ubicados a una altura de 300 a 1200 metros sobre el nivel del mar; donde la temperatura sea de clima mediterráneo siempre y cuando se presente la humedad. Comprende diferentes subespecies, por lo que la preferencia del suelo puede variar, aunque normalmente los prefiere calizos y, en algunos casos, pedregosos o margosos.

Su método de propagación se da por medio de semillas, las cuales se recomiendan sembrar en ambientes ajenos al frío para una germinación exitosa. Por lo tanto, si se siembra en invierno, se debe mantener en el interior hasta que se termine la estación. Cabe destacar que, este ejemplar resiste muy bien los fríos de hasta -15ºC.

También tolera muy bien la poda y es indispensable para mantener su forma de arbusto. Es muy resistente a las distintas plagas; sin embargo, suele ser atacado por distintos caracoles y babosas, las cuales afectan considerablemente a sus hojas.

Situación geológica del espantalobos

Situación geológica del espantalobos
Situación geológica del espantalobos

 

Es nativo de las regiones mediterráneas, pero se encuentra ampliamente distribuido en la zona sur y central del continente europeo. Además, suele abundar el cuadrante nororiental de la Península Ibérica, viéndosele en la zona noroeste de España. Ahora bien, debido a que posee muchas subespecies, se pueden encontrar ejemplares en zonas más lejanas de su zona nativa.

Datos curiosos del espantalobos

El principal detalle físico que se puede apreciar o distinguir del espantalobos, y que a su vez lo diferencia de otras especies, son sus frutos; los cuales tienen la peculiaridad de producir sonidos por acción del viento. Con la particularidad de que no son aptos para el consumo humano, ya que son tóxicos y pueden causar vómito.

De igual manera, esta especie puede ser plantada como árbol ornamental por sus vistosas y abundantes flores amarillas, además de su rápido crecimiento y fácil propagación.

Antes de culminar, hay que mencionar que sus hojas poseen componentes activos capaces de funcionar como laxante, diurético y depurativo en distintos casos; aunque un uso errado de dicha hoja puede causar problemas intestinales.

 

Subir