Saltar al contenido

Dieffenbachia compacta

Dieffenbachia compacta
Dieffenbachia compacta

La Dieffenbachia compacta, o también conocida como “Diefembaquia”, es una planta originaria de América tropical, caracterizada por sus hermosas hojas de colores combinados, pues aportan un aspecto sumamente ornamental en el lugar donde se les ubique.

Es una especie reconocida por destacar su buena tolerancia a la falta de luz, pues en comparación a muchas plantas de interiores, puede resaltar una notable supervivencia ante dichos estados ambientales. Actualmente, se le conoce como una excelente planta para interiores, sobre todo para jardineros principiantes. Además, sus cuidados no son estrictamente laboriosos, por lo que puede ser una especie perfecta para adornar nuestros hogares, oficinas de trabajo, entre otros.

Características de la Dieffenbachia compacta

Características de la Dieffenbachia compacta
Características de la Dieffenbachia compacta

 

Primeramente, se debe resaltar que la Dieffenbachia compacta es considerada una de las plantas más compactas en comparación a sus variedades, pues apenas puede alcanzar un tamaño de 30 a 40 centímetros; no obstante, su hermoso porte de tallo recto y vistosas hojas, le hace destacar aún en espacios muy grandes.

El valor ornamental más destacado de este ejemplar reside en sus hojas, las cuales tienen la característica de ser perennes; es decir, no suelen caer de la planta aún en temporadas de otoño o invierno. Dichas hojas son simples, alternas, de variadas formas, ya que pueden ser ovales-oblongas o algo más rectangulares y alargadas, alcanzando una altura promedio de 30 centímetros de largo. A su vez, se caracterizan por sus hermosas manchas blancas o crema, ocupando gran parte de su color verde claro.

En cuanto a la floración, se presenta como un “espádice” envuelto por una bráctea duradera que se le conoce como “espata”, dicha estructura completa es denominada como “floración imperfecta”. En cuanto al espádice, podemos percibirlo fácilmente por ser erecto, de poco tamaño, cuyo color es blanco y se encuentra relativamente escondido.

Presenta tanto flores masculinas y femeninas en el mismo ejemplar. Las masculinas se localizan en la punta del espádice; mientras que las femeninas se encuentran en la base, siendo finalmente polinizada por insectos, y, en raras ocasiones, podremos presenciar los frutos. Por otra parte, dichos frutos son presentados como una baya de poco tamaño, los cuales tienen un carácter ornamental prácticamente nulo.

Cuidados de la Dieffenbachia compacta

Cuidados de la Dieffenbachia compacta
Cuidados de la Dieffenbachia compacta

 

Se trata de una planta relativamente fácil de cuidar; además, si se tienen conocimientos previos de las plantas de interiores, el cuidado de este ejemplar no será problema alguno. Sin embargo, puede sufrir severos daños si las condiciones ambientales no son aptas, así que mediante los siguientes cuidados ayudaremos a prolongar la vida del ejemplar:

  • Primeramente, debemos tomar en cuenta la presencia de luz, ya que como toda planta de interiores suele ser muy exigente de la misma. Por otra parte, debemos tener mucho cuidado con los rayos solares directos, pues estos pueden causar quemaduras a la planta.
  • Es una planta muy sensible a los fríos helados, por lo que debemos ubicarle en alguna zona de clima tropical, manteniendo una temperatura constante de 18 a 25ºC. Además, debemos estar al tanto de que esta no baje hasta los 10ºC, porque podríamos presenciar la caída de sus hojas.
  • El sustrato debe ser de pH ácido, manteniéndose entre 3 y 4, el cual debe encontrarse en una maceta de 8,5 centímetros de diámetro si se desea mantener en interiores.
  • Debemos estar al tanto con el exceso del riego, pues resulta ser una planta muy sensible a la humedad, y el abuso de la misma podría ocasionarle la pudrición en gran parte de su estructura, sobre todo las raíces.
  • Para una mayor belleza, se puede optar por aplicar pulverizaciones en su estructura, y además, debemos limpiar las hojas durante un lapso de cada 15 días, aplicando un pañuelo húmedo, pero sin utilizar productos abrillantadores que puedan perjudicar a nuestro ejemplar.

Toxicidad de la Dieffenbachia compacta

La Dieffenbachia compacta es considerada una planta con alto contenido de toxicidad, pues presenta células que contienen oxalato de calcio, las cuales aparecen en forma de aguja y se les conoce como rafidios. Pueden causar ronchas o una sensación de quemazón por un tiempo indeterminado, producidos por morder las hojas de la planta.

Debido a lo anterior, se aconseja alejar a todos los niños de la planta, en especial aquellos que no sobrepasan los 5 años de edad, así como también a nuestras mascotas, ya que normalmente estos son propensos a morder la planta y posteriormente presenciaran las consecuencias de la toxicidad, causando irritación oral, entumecimiento intenso, hinchazones y babeo excesivo.

Ahora bien, en caso de que ocurra el accidente, se recomienda tratar inmediatamente con un pañuelo húmedo y frío, beber leche, aplicar medicamentos como analgésicos o antihistamínicos, y en casos de más seguridad, se debe acudir al médico más cercano.

 

Subir