Saltar al contenido
Eucalipto
Eucalipto

 

El Eucalipto en una planta de gran comercialización por su madera, apreciada en la industria del papel pero también posee múltiples bondades medicinales. Con origen australiano pero con gran presencia en Tasmania y otras partes del mundo.

Es descendiente de las Mirtáceas y los científicos la conocen como Eucalyptus Globulus Labill. Es un cultivo de rápido crecimiento lo que permite forestar grandes áreas en muy poco tiempo.

De gran tamaño y porte es un árbol que puede llegar a erigirse hasta los 70 metros hacía el cielo. La corteza, de un atractivo gris azulado, se separa del tronco con mucha facilidad. Es de raíces fuertes y agresivas y su tallo crece derecho.

Las hojas en su edad adulta pueden medir hasta 30 centímetros, son largas, puntiagudas y delgadas atravesadas con un prominente nervio. Verde brillante es el color de éstas, diferentes de sus hermanas más jóvenes que se visten de un tono grisáceo y crecen abrazadas al tallo.

Por su parte las flores del Eucalipto crecen solitarias y sin pétalos pero cubiertas de una lana muy particular. Los frutos están preñados de semillas en su interior, son de aspectos leñosos y miden solamente 3 centímetros de largos.

Es un cultivo que se desarrolla y soporto los climas húmedos y frescos no así los extremadamente fríos aunque, se han observado plantaciones de Eucalipto en zonas con-3 y hasta -5 grados centígrados.

Detalles del Eucalipto

Detalles del Eucalipto
Detalles del Eucalipto

 

Como ya se había referido, el Eucalipto en una planta requerida por el valor de su madera en la industria del papel y maderera. La materia prima extraída de este árbol está catalogada como semipesada de tonos entre amarrillo, rosa pálido y rojo veteada con un gris que casi se desvanece.

Los expertos indican que el grano de la madera de Eucalipto es medio y con pocos poros, ideal para lo que es requerida. De textura uniforme y semidura. De ella se extrae la celulosa, materia prima para elaborar el papel de fibra corta.

Postes, soportes para minas y vigas también son fabricados a partir de la madera del Eucalipto. La gran calidad del material y su alta durabilidad (de 3 a 10 años enterrados y de 8 a 25 años a la intemperie) la hacen ideal sobre todo para postes. Además, como es una planta capaz de consumir el agua del sustrato, se cultiva para secar las zonas pantanosas.

Ahora hablemos de las bondades terapéuticas del Eucalipto, su uso para tratar afecciones médicas se remonta al siglo XVIII. La planta es excelente para tratar problemas relacionados con las vías respiratorias. Tiene además propiedades antisépticas, antiinflamatorias y expectorantes.

Los aceites esenciales extraídos del Eucalipto actúan como fungicida atacando los hongos y priva la acción de las bacterias: Los vapores de estos aceites disminuyen la tos y son efectivos en el tratamiento natural de bronquitis y neumonías.

En general es una planta de excelente acción para todas las enfermedades vinculadas a las vías respiratorias como sinusitis, faringitis y rinitis por esa razón en los centros homeópatas o farmacias se encuentran una variedad de productos a base de Eucalipto.

Cuidados del Eucalipto

Cuidados del Eucalipto
Cuidados del Eucalipto

 

Como se trata de un árbol bondadoso y versátil en su uso, es justo tener el mínimo de cuidado a la hora de cultivarlo para que se desarrollen en ejemplares sanos. A continuación algunas recomendaciones.

  • Los cultivos de Eucalipto no soportan el frío, por el contrario se adaptan perfecto a climas tropicales y subtropicales.
  • Importante para su desarrollo, debe estar expuesto a la luz solar.
  • Agradecerá suelos arcillosos, bien drenados y con suficiente material orgánico.
  • Los suelos deben se fertilizados porque el Eucalipto tiende a sustraer nutrientes para crecer fuerte. Se recomienda agregar calcio al sustrato antes de plantar la especie.
  • Se reproduce sembrando semillas o estacas.

Problemas frecuentes del Eucalipto

Algunas de las plagas y enfermedades que atacan los cultivos de Eucalipto son; diferentes tipos del hongo del suelo e insectos defoliadores y chupadores de savia. Es sensible a ser atacado por hongos que terminan pudriendo las raíces el de mayor presencia es el Phytophthora. Además el Corticium Salmonicolor que ataca la parte interior del tallo.

En cuanto a los insectos, los que más afectan la planta, sobretodo en su edad temprana, son las hormigas y larvas desfoliadoras, éstas consumen las áreas más tiernas del cultivo. Por su parte las avispas de las agallas especialistas en bloquear el paso normal de la savia en las hojas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *