Saltar al contenido

Fuchsia hybrida

Fuchsia hybrida
Fuchsia hybrida

La Fuchsia hybrida, o mejor conocida como “Pendientes de la reina”, es una especie originaria de Centroamérica y América del sur, caracterizada por sus abundantes y hermosas flores distribuidas en péndulos colgantes, las cuales tienen una amplia variedad de colores. Al mismo tiempo, cumple un papel excepcional como planta de interiores.

Es considerada una excelente planta ornamental, pues sus buenas tolerancias le permiten mantener una floración estable en todo el resto del año. Además, suele ser muy fácil de propagar, razón por la que podemos optar por regalar muchos ejemplares de esta especie a nuestros seres queridos. De igual manera, podemos ubicarle en muchísimos lugares, ya sea en una casa, oficina, o incluso en los exteriores, donde el clima sea apto para su conservación.

Detalles de la Fuchsia hybrida

Detalles de la Fuchsia hybrida
Detalles de la Fuchsia hybrida

 

Entre sus características físicas podemos mencionar su escaso tamaño, alcanzando hasta un máximo de 1,5 metros, siendo esta de porte rastrero y normalmente cultivado en macetas de suelo o colgantes. Su follaje tiende a ser muy denso, teniendo hojas opuestas, simples, ovaladas, de bordes ligeramente aserrados y tienen la peculiaridad de ser caducas o perennifolias dependiendo del ambiente.

En cuanto a las inflorescencias, son el factor más ornamental que podemos apreciar en esta planta. Aparecen en ramas que tienen al menos un año en la planta, ubicándose exactamente en los extremos de la misma, dando finalmente un porte pendular. Se pueden presentar de diversos colores, siendo algunos el blanco, rojo, rosa o salmón, apareciendo en tonos simples o, inclusive, pueden darse ocasiones en las que cuente con toques púrpuras. Lo que debemos tener claro, es que el color fucsia en las flores será el más abundante, y es de allí de donde proviene su nombre.

Una característica beneficiosa de las flores es su excelente durabilidad, pudiendo permanecer en el ejemplar durante muchas semanas si se mantienen en un buen ambiente.

En algunas ocasiones suelen aparecer los frutos, los cuales son una baya oblonga muy pequeña de hasta 1,5 centímetros de largo. Dentro de ellos se encuentran numerosas semillas; y su valor ornamental es prácticamente nulo.

Multiplicación de la Fuchsia hybrida

Entre los métodos de multiplicación de los pendientes de la reina, se pueden destacar 2 opciones, siendo ambas muy factibles, pues no se necesita de mucho conocimiento de las mismas; dichos procedimientos son:

  • Multiplicación por semillas; las cuales se obtienen de unos frutos que, en algunas ocasiones, se pueden apreciar en el ejemplar. Y para asegurar una buena germinación, se debe considerar la siembra en lugares donde el terreno sea apto para el mismo.
  • Multiplicación por esquejes; siendo el método más recomendado, sobre todo para aquellos jardineros que son principiantes, pues se obtienen cuando la planta se mantiene en crecimiento, y, afortunadamente, pueden ser sembrados en cualquier momento del año.

Cuidados de la Fuchsia hybrida

Cuidados de la Fuchsia hybrida
Cuidados de la Fuchsia hybrida

 

Es una planta proveniente de las selvas montañosas, húmedas y frías, razón por la que sus cuidados tienden a ser relativamente fáciles en cuanto a mantenerla en interiores. Además, su resistencia a las condiciones climáticas tiende a ser muy buena. Y para garantizar una larga vida del ejemplar, debemos tomar en cuenta los siguientes cuidados:

  • Necesita de climas suaves para poder subsistir, motivo por el cual no puede ubicarse en temperaturas muy soleadas, pero tampoco en fríos invernales, teniendo como límite un mínimo de 8ºC.
  • Requiere de bastante iluminación y ventilación, pero sin tener contacto directo con los rayos solares. Se puede mantener cerca de una ventana, ubicándole en cualquier lugar, como una mesa, escritorio o cestas colgantes.
  • El suelo recomendable para cultivar un ejemplar de la Fuchsia hybrida debe ser suelto y con buen drenaje; donde el pH puede ser neutro o un poco ácido.
  • Es una planta tolerante a la poda, pero se recomienda aplicarla sólo para eliminar las flores marchitadas del ejemplar, o cualquier estructura que se considere en mal estado. Asimismo, con ello estaríamos contribuyendo a mejorar la floración de la planta.
  • En el mes de marzo, debemos recortar una pequeña parte de los tallos que previamente, a inicios de la primavera, fueron perdiendo las hojas, precisamente por encima de los brotes nuevos. Por otro lado, resulta ser beneficioso para el ejemplar la acción de cortar los tallos finos o simplemente que sean muy frágiles.
  • La humedad es un factor muy importante, pues es una planta muy exigente de la misma, por lo que se debe regar con relativa abundancia, logrando que la tierra adquiera una buena humedad, sin llegar al extremo de causar encharcamientos.

 

Subir