Saltar al contenido

Gerbera hybrida

Gerbera hybrida
Gerbera hybrida

 

La planta Gerbera hybrida, comúnmente conocida como “Margarita africana”, es una especie de carácter altamente ornamental oriunda de Sudáfrica, precisamente de Transvaal; siendo el motivo por el que adquiere su nombre en castellano.

Si queremos regalar una planta a nuestros seres queridos, adornar nuestras oficinas de trabajo, o dar un toque ambiental a los hogares, la margarita africana es una opción perfecta para dichas funciones. Y desde hace muchos años, se cultiva como planta de interiores en macetas, o forma parte de arreglos florales; pues sus hermosas flores coloridas resultan ser una característica muy atractiva del ejemplar.

Detalles de la Gerbera hybrida

Detalles de la Gerbera hybrida
Detalles de la Gerbera hybrida

 

En primer lugar, nos encontramos con una planta florífera de tamaño muy pequeño y compacto, la cual normalmente no suele pasar el medio metro de altura. A su vez, se trata de un híbrido de 2 especies de Gerbera, siendo estas la “Jamesonii” y la “Viridifolia”.

El motivo principal por el que se suele cultivar esta especie reside en sus hermosas flores, pues sus coloridos diseños, ya sea rosado, rojo, amarillo, blanco, entre otros; además de su característico centro negro o verde, tienden a ser un aspecto sumamente ornamental en este ejemplar.

En cuanto a su estructura, aparecen en inflorescencias que constituyen un capítulo floral; donde las flores femeninas, hermafroditas y masculinas se distribuyen en dicho orden desde afuera hacia dentro. Por otra parte, presentan una medida aproximada de 7 centímetros de diámetro, aunque por ser una especie muy variada en cuando a las flores, su tamaño suele variar desde pequeñas de 4 centímetros, o incluso más grande que su tamaño promedio.

Asimismo, sus hojas se presentan en forma de rosetas; es decir, se encuentran juntas como una esfera, siendo a su vez ligeramente alargadas y con los bordes hacia adentro. Miden aproximadamente 40 centímetros, y suele presentar brotes de flores ubicados al inicio de sus respectivos pecíolos.

Posteriormente, tras la polinización de estas hermosas flores, nacen los frutos, presentados como aquenio. Son de color marrón y poseen diversos filamentos que rodean una cierta parte del fruto, lo cual le ayuda a ser dispersado por la naturaleza.

Cuidados de la Gerbera hybrida

Cuidados de la Gerbera hybrida
Cuidados de la Gerbera hybrida

 

A la hora de cultivar la margarita africana, debemos escoger una maceta apta para su crecimiento, la cual debe medir al menos 12 centímetros de diámetro. A su vez, tiene que estar dentro de un invernadero, aunque se suelen dar muchas excepciones, siempre y cuando haya suficiente iluminación y no haya contacto directo con el sol. De igual manera, se recomienda ubicarle en un lugar cerca de alguna ventana donde los rayos solares puedan afectarle indirectamente.

Para un excelente crecimiento, debemos seleccionar un tipo de sustrato que le permita a nuestro ejemplar vivir en armonía, el cual debe ser profundo, ligero y aireado. Para que así las diversas raíces de la planta puedan distribuirse satisfactoriamente; asegurándole una larga vida en los interiores de nuestros hogares.

Además de su luminosidad y área de cultivo, debemos tomar en cuenta la temperatura, pues esta debe ser de altos grados, rondando desde los 17ºC hasta los 24ºC. Pero además de esto, la humedad cumple un papel fundamental en la vida de la planta, por lo que se debe regar moderadamente sin llegar al punto de formar un encharcado. Por otra parte, se debe considerar un equilibrio entre la sequía y la humedad, pues el nivel excesivo de alguna de las 2 tiende a ser muy dañino; sobre todo la sequía, ya que puede causar lo que se denomina como estrés hídrico.

Finalmente, un consejo que se debe tomar en cuenta, así como en muchas plantas de interiores, es la aplicación del abono, lo cual ayuda a la formación de las flores y permite al ejemplar ser más resistente ante diversas adversidades. En cuanto al tipo de abono o fertilizante, este debe ser rico en potasa con un equilibrio entre los componentes.

Enfermedades y plagas de la Gerbera hybrida

La vida de la Gerbera hybrida se encuentra muy propensa a sufrir de muchísimas plagas y enfermedades; no obstante, si se mantiene al ejemplar dentro de algún hogar o sitio cerrado, el peligro sería mínimo.

Entre las plagas que suelen afectar a la margarita africana se destacan: el minador de hojas, el conocido Trips, moscas blancas, arañas rojas, ácaros, orugas y nematodos. Todos estos afectan generalmente a las hojas y flores, incluso, pudiendo dañar a las raíces. Sin embargo, se solucionan fácilmente con la aplicación de algún insecticida, acaricidas, o en casos extremos, extrayendo las plantas que fueron afectadas para así disminuir la propagación de la contaminación.

Por otra parte, tenemos las posibles enfermedades, siendo destacadas las siguientes:

  • Verticilium dahliae: Es una enfermedad incurable que suele ser dada generalmente por el frío excesivo, lo cual obstruye los nervios de las hojas y, finalmente, produce su sequedad; por lo que se recomienda eliminar a las hojas afectadas.
  • Erysiphae cichoracearum: Consiste en una especie de polvo anormal que suele cubrir a las hojas, afectando en casos extremos a su hermoso color verde que, posteriormente, se vuelve amarillo y finalmente mueren. Ahora bien, se puede solucionar mediante la aplicación de ventilación y distintos fungicidas.
  • Virosis: Se trata de diversos virus causados por plagas como mosca blanca, trips y pulgones, los cuales causan daños irremediables que apenas se pueden solucionar extrayendo las plantas que fueron afectadas; evitando así su propagación.

 

Subir