Saltar al contenido
Haya
Haya

 

El Haya es un árbol de gran tamaño originario del continente europeo con presencia principalmente en los bosques templados de Italia, Ucrania, Polonia, Francia y el Reino Unido. Es descendiente de Las Fagáceas y tiene como parientes cercanos al Roble y los Castaños.

Los científicos lo conocen con el nombre de Fagus Sylvatica L, es un árbol de tronco recto y fuerte, generalmente alcanza los 40 metros de alto. Sus hojas son ovaladas y de textura ásperas cubiertas de pequeñísimos y casi imperceptibles vellos. Crecen de forma desordenadas en filas y pueden llegar a medir 10 centímetros.

Las flores que se asoman en este árbol son masculinas y femeninas. Unas cuelgan y están llenas de estambres y las otras son más delicadas, nacen de a dos y poseen tallos diminutos. Por su parte los frutos hacen su aparición durante el otoño. Tienen una rara forma triangular similar a las castañas y presentan un hermoso color ocre.

Se trata de un ejemplar longevo ya que puede llegar a vivir 300 años a pesar de que su desarrollo es uno de los más lentos. En la antigua Europa se relataban historias que tenían como protagonista al Haya y su utilidad. Se decía que la madera de este árbol tuvo un rol importante en la aparición de la escritura y de la primera imprenta.

Detalles del Haya

Detalles del Haya
Detalles del Haya

 

Las bondades medicinales que se le atribuyen a la Haya son muchas gracias a sus principios activos. Minerales como el potasio, fosforo, magnesio, azufre y calcio se juntan con los flavonoides y taninos para hacer de esta planta un complemento natural ideal para tratar afecciones diversas.

Nuestros ancestros utilizaban partes de esta planta para curar fiebres, trataban infecciones, la usaban para calmar malestares estomacales y patologías bucales. Por ejemplo procesaban la corteza y realizaban con eso un poderoso astringente que controlaba diarreas, también se atacaba la bronquitis, gripes y refriados común. Ahora con las hojas se pueden hacer infusiones lesiones en la piel, anginas, alergias y faringitis.

Además podemos destacar otros usos que le daban nuestros antepasados, por ejemplo a la semilla del Haya. Éstas eran sometidas a un proceso de secado, tostado y posteriormente eran molina finamente para convertirla en harina para repostería. También se utilizaban para alimentar a algunos animales de corral como ovejas, cabras y cochinos, se sabe que las semillas son ricas en hidratos, grasas, proteínas y carbono.

 

Cuidados del Haya

Cuidados del Haya
Cuidados del Haya

 

En general es un árbol que no exige grandes condiciones para desarrollarse de forma óptima, sin embrago es necesario tener en cuenta algunos consejos para el Haya crezca sano y pueda brindar sus propiedades.

  • Le gusta las altitudes y la humedad atmosférica. Tolera bien el frío sin que llegue a las heladas, tampoco es recomendable sembrarlos en zonas con temperaturas muy calientes.
  • Prefiere los suelos bien drenados y ácidos.
  • Algunos de estos ejemplares pueden tolerar épocas de sequias, sin embargo es mejor mantener el riego de forma constante.
  • Se recomienda polinizar al árbol con químicos que lo saturen de urea. Una alternativa para complacer al Haya con este componente son los fertilizantes con nitrógeno.
  • Exige una poda profunda, lo mejor y más recomendable es hacerlo mientras la planta está creciendo para que sus ramas tomen buena dirección.
  • Es importante mantener los alrededores libres de hierbas y pastos para garantizar la salud de la planta.
  • La reproducción se hace a través de las semillas, recomendablemente durante el otoño.

Problemas frecuentes del Haya

El Haya no sólo es un árbol de gran tamaño y presencia, sino que también resulta resistente a las enfermedades, en general no presentan grandes problemas sin embrago hay que estar atentos ante la aparición de algunos insectos u hongos que lo puedan afectar.

Por ejemplo un árbol de Haya puede ser minado por pulgones, estos pequeños bichos son especialista en extraer la savia de la corteza causando un daño considerable. Las hojas son blanco fácil para los escarabajos que se las devoran sin piedad. En el caso de los insectos de pueden retirar de a poco y eliminar las partes afectada para evitar que se reproduzcan.

Si hablamos de enfermedades el hongo conocido como Oídio o Cenizilla es el más común en este tipo de árboles gigantescos. Se presenta en las hojas y tallos de las plantas en su edad joven y parecen una especie de capa de algodón de color blanco causando a largo plazo que las hojas se sequen y mueran.

 

 

 

 

Subir