Saltar al contenido

Kalanchoe blossfeldiana

Kalanchoe blossfeldiana
Kalanchoe blossfeldiana

 

La Kalanchoe blossfeldiana es una planta oriunda de Madagascar, cultivada desde hace muchos años por sus hermosas flores, las cuales tienen un alto carácter ornamental y suelen adornar muy bien aquellos sitios cerrados; resaltando su belleza independientemente del lugar donde se ubique.

Es ampliamente reconocida por destacar su hermoso porte entre los distintos ejemplares de su género; siendo a su vez una planta perfecta para decorar diseños de interiores como casas u oficinas.

Características de la Kalanchoe blossfeldiana

Características de la Kalanchoe blossfeldiana
Características de la Kalanchoe blossfeldiana

 

Se presenta como una pequeña planta de elegante porte, alcanzando una altura máxima de hasta 40 centímetros. Es principalmente cultivada por sus hermosas y pequeñas flores, las cuales suelen ser de diseños muy variados; pues comprende una amplia gama de colores, entre los cuales se destacan: el blanco, rojo, naranja, púrpura, amarillo, entre muchos más tonos.

Tiene una estructura variada, ya que pueden aparecer simples con 4 pétalos o con el doble, apareciendo en inflorescencias que suelen brotar al final de los tallos.

Por otra parte, sus hojas son de tipo perennes. Asimismo, son carnosas y de un color verde oscuro muy brillante, teniendo unas medidas que rondan entre los 7 centímetros de longitud y 4 centímetros de ancho.

Propagación de la Kalanchoe blossfeldiana

La propagación de esta especia resulta ser una labor relativamente fácil, pues si usamos el método de los esquejes obtendremos resultados muy eficaces. De igual forma, es conveniente seguir los siguientes pasos:

  1. Lo primero que debemos hacer es recortar un esqueje en un lapso que transcurre desde los finales de la primavera hasta inicios de otoño; que disponga de una yema apical, la cual debe contener de 4 a 6 hojas en buen estado; y dicho corte, debe tener a su vez al menos 1 centímetro de tallo, siendo este el que plantaremos dentro del sustrato.
  2. Seguidamente, se dejará reposar el esqueje por un período de 24 horas para que el corte pueda cicatrizar completamente; no obstante, se pueden utilizar hormonas de enraizamiento para evitar esperar dicho período.
  3. El sustrato debe ser húmedo y en buen estado, el cual debe estar en una maceta de al menos 7 o 10 centímetros de diámetro. Y una vez plantado, optaremos por vigilar la tierra en diferentes lapsos, ya que esta no puede perder humedad de forma abundante. Por consiguiente, se recomienda aplicar pulverizaciones de agua cuando la temperatura alcance grados muy altos.
  4. Al transcurrir un tiempo de unas de unas 2 semanas, o incluso un mes, ya el ejemplar habrá distribuido abundantes raíces, siendo el momento para buscar otra maceta de mayor tamaño y proceder con un trasplante; el cual también deberá ser de sustrato moderadamente húmedo, y, si se desea, podemos aplicarle un abonado con poca cantidad de nitrógeno.

Cuidados de la Kalanchoe blossfeldiana

Cuidados de la Kalanchoe blossfeldiana
Cuidados de la Kalanchoe blossfeldiana

 

Primeramente, nos encontramos con una planta preferente de climas cálidos, por lo que puede crecer en un amplio rango de temperatura; siendo recomendable desde los 18 hasta 25ºC. Sin embargo, no tolera los fríos invernales, teniendo un límite de hasta 10ºC.

En cuanto a su ubicación, se trata de una planta para interiores. No obstante, se puede ubicar en el exterior siempre y cuando el terreno tenga acceso a sombra o semisombra; donde los rayos solares no le intercepten directamente. Por otra parte, en el interior debemos ubicarle en un área cercana a la ventana, dejando una relativa distancia para que el contacto solar sea indirecto.

Se debe plantar en una maceta con abundante sustrato, teniendo al menos una capacidad mínima de 25 centímetros para poder cubrir por completo las raíces y que estas puedan crecer en armonía. Además, si se quiere realizar un trasplante, la nueva maceta deberá tener un tamaño ligeramente superior para que las raíces puedan explorar el terreno satisfactoriamente. De igual manera, el sustrato recomendado para ser plantado debe ser para semilleros o plantas de interiores, siendo a su vez turboso, ligero y con su respectivo fertilizante.

Con respecto a la humedad, es una especie que se debe regar en cantidades moderadas, ya que no tolera los encharcamientos, por lo que se recomienda aplicarle una cantidad de agua hasta que el terreno se encuentre humedecido. Posteriormente, debemos esperar al menos unas horas o un día más antes de volverle a aplicar el agua, empezando a tomar el tiempo desde que el sustrato se haya secado por completo.

Finalmente, se debe considerar cubrir la planta a partir de las 5 de la tarde hasta las 10 de la mañana, ya que se trata de una especie que requiere más de la noche que del día para poder florecer con más rapidez. En efecto, si no se toma en cuenta su ambiente con respecto a la noche, deberemos esperar hasta finales del invierno para ver sus apreciadas inflorescencias; lo cual no sería conveniente si el mayor porte ornamental de la planta reside en la belleza de sus abundantes flores.

 

Subir