Saltar al contenido
Laurel
Laurel

 

Con múltiples propiedades medicinales pero con más presencia en el ámbito culinario, sus primeros cultivos se reportaron en zonas del Mediterráneo, los científicos la llamaron Laurus Nobilis popularmente conocida como Laurel. Esta planta es reconocida como un símbolo de grandeza gracias a la etimología que le dieron en la antigua Roma. Y es que los emperadores lucían 2 ramas de Laurel en sus coronas como lauros de las victorias obtenidas para erigir el imperio romano.

El Laurel puede ser masculino o femenino, es decir arbusto o árbol con un tamaño promedio de 10 metros de altura con hojas perpetúas y tronco erguido. Su corteza es fuerte y de color gris oscuro terminando en una copa tupida. Las hojas tienen un papel destacado, su color es azul nada típico. Se disponen en las ramas de forma desordenadas, son largas y puntiagudas y con un aroma muy característico. Pueden medir 9 centímetros con un rabillo más bien corto.

Por su parte, las flores hacen su aparición entre los meses de marzo y abril pintadas de un bonito amarillo. Estas crecen en forma de sombrillas generalmente con 4 pétalos y pueden ser masculinas o femeninas. El fruto es como una baya de 15 centímetros que cuando maduran, al inicio del otoño, se tornan de color negro, en su interior una sólo semilla de apenas 6 milímetros.

Detalles del Laurel

Detalles del Laurel
Detalles del Laurel

 

Las hojas de Laurel han adquirido una fama mundial en el ámbito culinario, este gusto inició en las cocinas europeas extendiéndose rápidamente a centro y norte américa. En la gastronomía mediterránea por ejemplo se incluye hojas de Laurel en casi todas las preparaciones. Para la cocina las hojas se pueden utilizar enteras o formando un ramo tipo bouquets y sirven para dar sabor a sopas, salsa, estofados, guisos, combinan bien con vegetales, carnes, pescados y mariscos.

Pero también tiene un valor medicinal importante, su principal aporte a la salud es su acción terapéutica. El Laurel se aprovecha para estimular el apetito, funciona como digestivo además de tener propiedades colagogas y carminativas. Aceites esenciales se extraen del fruto utilizados para actuar contra las inflamaciones articulares. Cabe destacar que su uso excesivo puede provocar toxicidad es por eso que su consumo debe estar supervisado por expertos homeopáticos.

Cuidados del Laurel

Cuidados del Laurel
Cuidados del Laurel

 

A parte de todas las aplicaciones culinarias y su uso en la medicina alternativa, el Laurel es además una excelente opción para el ornamento de espacios públicos. Para su cultivo es necesario tener en cuenta algunas recomendaciones básicas para que la planta prospere saludable.

  • No soporta las heladas, por el contrario prefiere los climas cálidos o templados.
  • Zonas húmedas y frescas son las recomendadas para que el Laurel crezca con normalidad.
  • Prefiere los suelos con buen drenaje y suficiente abono. Puede prosperar en suelos con relativa sequedad sin excederse. Esta especie es adecuada para plantar en suelos con inclinación.
  • No se recomienda que este expuesto a la luz del sol de forma directa.
  • El riego no debe excesivo puesto que el encharcamiento ocasiona que la raíz se pudra y el árbol muera.
  • Su reproducción se hace a través de los brotes, preferiblemente cortados durante la primavera y de ejemplares adultos de más de 3 años de edad.

Problemas frecuentes del Laurel

En general se trata de una planta que parece inmune al ataque de insectos, sin embargo si esta propensa a sufrir algunas enfermedades como por ejemplo puede ser atacada por un hongo que causa la putrefacción de la raíz. Esto ocurre cuando los brotes son trasplantados a un suelo húmedo, cálido y sin drenaje. Se acumula el agua y priva de oxígeno a la raíz lo que convierte el espacio en un cultivo ideal para la proliferación de los hongos.

Este tipo de infección se expande de a poco al resto del cultivo atacando incluso las hojas, éstas cambian de color a un amarillo nada saludable y su forma también varía curvándose. Para tratar esta enfermedad lo ideal es utilizar fungicidas específicos, siempre y cuando la misma tenga salvación.

Otra enfermedad que puede padecer el Laurel es el mal de munición o viruela de la hoja y frutas causada por el hongo Stigmina Carphopila. Brotes, ramas y hojas se marchan de un color rojizo, esta afección también la provoca el exceso de humedad. Lo ideal para eliminar el hongo es quitar las hojas afectadas antes que la planta se contagie por completo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *