Saltar al contenido

Laurus nobilis

Laurus nobilis
Laurus nobilis

 

También conocido como laurel común, laurel (castellano), llorer (catalán), ereñotz (euskera) y loureiro (gallego). Es una planta de múltiples propiedades para el hombre, cultivada desde hace milenos, amplio símbolo de estatus y nobleza.

Conoce al laurus nobilis

Este árbol presenta un porte elegante y hermoso, siendo esta su principal característica apreciable a simple vista. Dispone de una copa en forma de pino, bastante frondosa y con corteza grisácea. En general, durante la primavera, surgen de sus ramas unas fragantes flores blanquecinas que le brindan un gran atractivo. Asimismo, el laurel es una planta sumamente fragante.

Detalles del laurus nobilis

La planta de laurel es de muy lento crecimiento, alcanzando un tamaño máximo de unos 15 metro en total, que resulta ser bastante pequeño si se compara con otras especies de esta clase. Su porte es de un árbol pequeño a mediano, con crecimiento normalmente en forma de pino.

Con respecto a su tronco, es muy duro, con corteza grisácea y presenta un intenso aroma. Las hojas son alternas, de color ligeramente azulado, miden de 3 a 9 centímetros de longitud y también son muy fragantes. Por otro lado, las flores aparecen en torno al mes de abril y se encuentran en grupos, normalmente de 2 a 6. Estas últimas, son de un color blanco y a veces amarillento.

Posteriormente se desarrollan los frutos, de apariencia pequeña, algo redondos con un color púrpura oscuro a negro y de unos 10 milímetros de tamaño, los cuales maduran a principios del otoño. Los frutos suelen ser alimento de aves y son usados, junto con las hojas y ramas, como símbolo de estatus y nobleza desde tiempos antiguos.

Sobre su ecología

Es nativo de la zona mediterránea. Debido a su extensa distribución, propagada normalmente por la acción humana, no se sabe con exactitud la zona de su origen, aunque muchos científicos apuntan a que fue en Asia occidental.

El laurel suele ser una planta robusta que prefiere lugares soleados para crecer lentamente. Se propaga por dos métodos bien definidos, por semillas, que es la acción natural de la especie, o por multiplicación (esquejes), siendo el primer método el más usado por su facilidad, aunque el segundo lleva la ventaja de que produce una planta con características idénticas a la madre ejemplar.

Para realizar la propagación por semillas, estas deben recolectarse al poco tiempo después de haber madurado los frutos, y se deben de exponer a temperaturas frías que simulen el invierno mediterráneo por un tiempo, para posteriormente exponerse a temperaturas cálidas.

Ahora bien, la reproducción sexual de la planta mediante semillas, aunque tarde tiempo, suele ser el método usual. Por estacas puede propagarse realizándose cortes de ramas en tiempos de mayor crecimiento vegetativo, pero estos esquejes son laboriosos y requieren de tiempo para que generen raíces.

Normalmente, el árbol del laurel es muy sensible a las heladas, por lo que rara vez suele ser visto en zonas lejos del clima mediterráneo. De igual forma, tolera muy bien las podas, por lo que es utilizado a veces para darle formas ornamentales muy variadas.

Respecto a su longevidad, puede ser un árbol longevo debido a su gran robustez y lento crecimiento. Algunos ejemplares pueden llegar a sobrepasar los 200 años de edad.

Situación geológica del laurel común

Situación geológica del laurel común
Situación geológica del laurel común

 

Generalmente, se distribuyen en la zona mediterránea de Europa, viéndose a su vez en la mayor parte de la Península Ibérica. Precisamente en España, suele distribuirse en Cataluña, en Baleares y por el sur en las Sierras Gaditanas.

Aunque puede crecer en diferentes tipos de suelo (siempre que exista una gran iluminación), estas plantas prefieren suelos levemente húmedos y sueltos, con alta frescura, ya que en estas condiciones es donde se desarrollan mejor.

Datos curiosos del laurel común

La madera del laurel es muy dura y aromática, por ende, rara vez es usada en carpintería. Aparte de sus notables usos ornamentales, su principal uso radica en la gastronomía de muchas culturas, usándose las hojas secas como una especia muy apreciada. También, tiene usos medicinales por parte del aceite esencial de sus frutos, el cual se usa como tratamiento para las inflamaciones de las articulaciones. Es importante señalar que, la ingesta en grandes cantidades de sus hojas tiene efecto venenoso.

Ya para culminar, se dice que desde tiempos muy antiguos las ramas, los frutos y el árbol en sí, representaban a la nobleza, y al igual que con el olivo, solo los nobles podían portar una corona de laurel.

Subir