Saltar al contenido
Linaria
Linaria

 

La Linaria es una planta con poderosas y versátiles virtudes medicinales pero de aspecto femenino y delicado con una belleza peculiar. Se presenta vestida de un elegante amarillo que a ratos se torna purpura.

Los nombres que le han otorgado popularmente a través de los tiempos a la Linaria no le hacen honor a su grata belleza, por ejemplo se le conoce como flor del diablo, arbusto dragón o hueso de muerto.

Son plantas florales originarias del continente europeo pero con extensiones en Norteamérica. Se puede disfrutar de su particular atractivo a orillas de carreteras y en terrenos arenoso, secos, calizos y zonas áridas.

No es una planta exigente pero sí vanidosa porque crece en terrenos poco atractivos y nada vitales, para poder lucir su belleza en todo su esplendor. Puede desarrollarse en zonas muy soleadas o con poca sombra. Aguanta sequias pero no se desenvuelve en terrenos pantanoso.

Durante el invierno suele mostrarse humilde puesto que sus flores permanecen cerradas en espera que un insecto de gran tamaño la ayude a abrirse. Un dato curioso de la Linaria es que produce un sonido muy especial al ejercer presión sobre ellas.

Es una planta que nos honra con su presencia poco más de 2 años lo que la clasifica entre las especies perennes. Llega a medir 60 centímetros de alto de raíz fuerte y tallos delgados con pocas ramas. Por su parte las hojas de la Linaria son de color verde con vetas azuladas, crecen en forma lineal y desordenada. La corona que adorna esta flor es capullo que nace justo en el centro y es de color anaranjado.

Ahora el fruto de la Linaria parece una capsula preñado de semillas aplastadas, cuando llegan a término planean con ayuda del viento lejos de la planta y gracias a unos alerones con los que se desarrollan.

Detalles de la Linaria

Detalles de la Linaria
Detalles de la Linaria

 

Es justo utilizar la Linaria como ornamento para aprovechar su hermosura frágil y que en ocasiones pasa desapercibida pero, es más justo aún conocer las propiedades homeópatas que brinda esta grácil planta herbácea.

Se le achacan bondades para el tratamiento vascular y las hemorroides así como dicen que actúa como un diurético natural. Expertos aseguran que puede convertirse en pomada y aplicarse externamente para tratar la flebitis.

Cabe destacar que la Linaria posee entre sus componentes ácidos orgánicos y minerales, es común que a partir de ellos se laboren cremas o tés. Médicos naturistas recomiendan su ingesta para evitar o curar la retención de orina así como para combatir los edemas y eliminar impurezas en la piel. Además tiene propiedades antiespasmódicas, expectorantes y antifebriles.

Cuidados de la Linaria

Cuidados de la Linaria
Cuidados de la Linaria

 

Vale la pena cultivar Linaria, no sólo porque genera un atractivo visual muy especial sino que también por sus potenciales medicinales, por esas razones a continuación unos consejos prácticos para que la planta se desarrolle en todo su esplendor.

  • Es común que la Linaria crezca en terrenos poco agraciados y vitales, sin embrago se recomienda que sean suelos arenoso con buen drenaje, si es posible que su PH sea superior a 6.
  • Se recomienda sembrar Linaria cuando comienza la primavera a pesar que puede desarrollarse casi durante cualquier estación del año.
  • Resiste bien cambios climáticos pero prefiere estar expuesta al sol.
  • El riego debe ser constante, cuidando de que el suelo este suficientemente húmedo sin excederse puesto que se desarrolla bien en suelos pantanosos.
  • Durante el verano el riego debe aumentar en frecuencia, mientras que durante el otoño disminuir y en el invierno se recomienda extenderse cuidando que la tierra no se seque.
  • Se recomienda trabajar el sustrato con suficiente material orgánico, sobre todo desde el inicio de la primavera y hasta que termine el verano. Lo ideal es utilizar abono de liberación lenta.

Problemas frecuentes de la Linaria

La planta florar Linaria no está exenta de ser atacada por plagas o enfermedades que pueden dañar su estructura y causar serios daños al cultivo. Existe un insecto que prefiere posarse sobre las plantaciones de Linaria y es conocido como Rhinusa Antirrhini.

Este insecto ataca principalmente las hojas y flores de la planta alimentándose de ellas causando serios daños en su estructura. Es importante estar atentos ante la presencia de estos insectos artrópodos y combatirlos con productos naturales que no afecten el cultivo.

 

 

Subir