Saltar al contenido

Nerium oleander

Nerium oleander
Nerium oleander

Su nombre científico es Nerium oleander, pero se le conoce comúnmente como “Adelfa” y es una especie única nativa de la cuenca mediterránea y algunas zonas de Asia. Hoy en día, está naturalizada en muchas zonas del mundo como América del norte y en países sudamericanos.

La razón principal de su naturalización en distintos lugares, se debe a sus hermosas y vistosas flores que crecen de manera terminal en las ramas, existiendo variedades que las producen de gran cantidad de colores, lo que las hace sumamente populares en todo el mundo.

Características de la Nerium oleander

Características de la Nerium oleander
Características de la Nerium oleander

 

Se presenta como un árbol perennifolio, a veces como un arbusto grande u arbolillo, con un tamaño máximo de 6 metros en algunos casos. Los tallos y su tronco son de color grisáceo en ejemplares viejos, los tallos juveniles son de tonos verdes o a veces fucsias dependiendo del ejemplar.

Sus hojas son de forma similar a las lanceoladas, opuestas y con vértices. Crecen en números pequeños en base a las ramas, sin vellosidades y un largo pecíolo; miden unos 2 centímetros de ancho y hasta casi 40 centímetros de largo en algunas variedades. Cabe destacar que, apariencia de las hojas recuerda al olivo, de allí viene el epíteto específico oleander.

Tiene flores terminales con brácteas, los pétalos son grandes y muy coloridos, existiendo variedades con flores de varios colores o con diseños. Igualmente, se conocen variedades de mayor tamaño, flores dobles o triples.

Finalmente, producen unos extraños frutos en forma de folículos, con hasta 16 centímetros de largo y 1 de ancho, de forma fusiforme. Estos frutos contienen muchas semillas marrones de unos pocos milímetros de longitud.

Cuidados de la Nerium oleander

Cuidados de la Nerium oleander
Cuidados de la Nerium oleander

 

En general, podemos decir que las adelfas son plantas resistentes que requieren de cuidados muy mínimos para su correcto desarrollo; sin embargo, nos conviene brindarle unas condiciones mínimas que la planta sabrá agradecernos con su floración colorida y en grandes proporciones. Es por eso que, si queremos cultivarlas, hay que saber que requieren de lo siguiente:

  • En primer lugar, debemos conocer que son plantas exigentes en iluminación, por ende. habrá que situarla a pleno sol para que se desarrolle a sus plenas anchas.
  • No requiere de riegos profundos, pero si deberemos regar moderadamente a fin de que la tierra no se seque mucho; nunca hay que encharcar.
  • Acepta todo tipo de suelos, si bien prefiere aquellos sueltos, frescos, con gran cantidad de materia orgánica y muy bien drenados, el abonado frecuente asegurará una floración más intensa de lo normal.
  • Puede tenerse en grandes macetas siempre que disponga de suficiente profundidad, sin embargo, recomendamos que esté directamente en la tierra.
  • Las podas pueden realizarse anualmente a fin de darle vigor y forma al ejemplar; es recomendable hacerlas para prevenir que las ramas se quiebren.

Usos medicinales de la Nerium oleander

La adelfa tiene propiedades medicinales potenciales principalmente con efecto en el corazón y en sistema cardiovascular; esto debido a que presenta un compuesto único llamado oleandrina, que es similar en composición a algunos medicamentos cardiotónicos que se emplean comúnmente para el tratamiento de las insuficiencias cardíacas. No obstante, aún en dosis muy mínimas el resultado sería intoxicación, por lo que para usarla como tratamiento se necesitarían dosis pequeñísimas de este compuesto.

Por otra parte, dada la manera en que actúa la oleandrina, se presume que pueda emplearse como tratamiento contra el cáncer puesto que retrasa el crecimiento celular. Actualmente se realizan estudios para determinar su efectividad en dosis mínimas, y los resultados han sido potencialmente buenos, pero faltan aún gran cantidad de estudios que avalen su eficacia.

Toxicidad de la Nerium oleander

Aunque sea una gran planta ornamental sumamente cultivada en todo el mundo, debemos advertir que el compuesto químico que contiene la oleandrina es un veneno letal. Resulta fácil intoxicarse mediante la ingestión de cualquier parte de la planta incluyendo las flores.

De igual manera, la combustión de sus ramas y follaje genera gases venenosos que afectan principalmente el corazón, el sistema digestivo y, en menor medida, el sistema nervioso, produciendo vómitos, dolor y debilidad.

Usos de la Nerium oleander

Por increíble que parezca, algunas poblaciones han empleado sus tallos para construir cestas, artesanías y muebles, dejándoles secar para posteriormente usarlos. Existe un método alternativo para la producción de pólvora barata y consistía en el uso de sus cenizas como materia prima.

En algunos casos, se emplea su veneno para fabricar raticidas. Además, tiene algunas propiedades para repeler insectos y hongos; es por eso que se empleaba cerca de los cultivos para mitigar el riesgo de plagas.

 

Subir