Saltar al contenido

Nicotiana glauca

Nicotiana glauca
Nicotiana glauca

 

También conocido como tabaco moruno (castellano) y arbre femer (catalán). Es un árbol de pequeño porte caracterizado por sus múltiples usos medicinales o rituales, y por ser una especie muy tóxica para el ser humano y diversos animales.

Conoce al nicotiana glauca

El tabaco moruno, o también llamado palán palán por sus países nativos, es un ejemplar de pequeño porte usado industrialmente para el uso medicinal desde tiempos antiguos. Podría considerarse un árbol ornamental por sus flores amarillas y de fácil propagación. Su copa es irregular y escasa, por lo que la sombra que provee es prácticamente nula. Sin embargo, se pueden plantar varias especies con facilidad por acción de su rebrote de cepa.

Detalles del nicotiana glauca

Posee un crecimiento acelerado. Se presenta como un arbusto de tamaño intermedio o árbol pequeño, alcanzando un tamaño de hasta 7 metros. Aparece de forma variada con uno o diversos troncos de corto diámetro; teniendo una corteza de color verde azulado y diversas ramificaciones desde baja altura.

Se trata de un árbol caducifolio, con hojas alternas, enteras, de textura lampiña y siendo ligeramente carnosas; las cuales tienen forma lanceolada u ovada y ápice puntiagudo. Miden aproximadamente hasta 12 centímetros de largo y se encuentran sostenidas por pecíolos cortos de 3 a 90 milímetros.

Sus flores son hermafroditas, es decir, poseen cualidades tanto masculinas como femeninas. Se presentan en racimos abundantes de características en forma de tubo alargado, con un color amarillo muy llamativo. En cuanto a su estructura, son pentámeras, con cáliz en forma de campana, miden hasta 4 centímetros de largo y de 5 a 7 milímetros de diámetro. Su época de floración se da desde la temporada de primavera hasta el verano.

El fruto de la Nicotiana glauca es una cápsula seca, de características ovoideas o elipsoides, el cual mide aproximadamente de 8,5 a 15 milímetros de largo y de 6 a 10 milímetros de ancho. Presenta un tamaño parecido al cáliz en cuanto a longitud y son de color café. Por otra parte, sus semillas aparecen en relativas cantidades, miden de 0,6 a 0,8 milímetros de largo por 0,35 a 0,6 milímetros de ancho, y son de color gris parduzco.

Sobre su ecología

Esta planta se caracteriza por crecer frecuentemente en zonas con bastante desnivel como taludes o terraplenes. Además, también se le suele ver en terrazas de ríos, demostrando que se trata de un ejemplar indiferente al tipo de suelo. Sin embargo, suele preferir aquellos arenosos, pedregosos, rocosos y removidos. Es una especie de clima templado, soportando perfectamente las sequías, pero siendo vulnerable a los fríos inviernos; por otra parte, se ubica en alturas desde el nivel del mar hasta los 550 metros.

Su propagación se da principalmente por semillas, las cuales se dispersan con mucha facilidad por acción de los vientos, razón por la que se puede apreciar la especie en zonas lejanas a su lugar de origen. No obstante, se pueden observar muchos ejemplares de Tabaco moruno en conjunto, pues tiene la ventaja de realizar lo que se conoce como rebrote de cepa, en donde crecen diversos parientes del ejemplar desde sus raíces.

Situación geológica del tabaco moruno

Situación geológica del tabaco moruno
Situación geológica del tabaco moruno

 

Es nativa de América del sur, precisamente de Bolivia y Argentina, creciendo de forma abundante en las zonas de clima caluroso. En la actualidad, se ha expandido más allá de sus horizontes, alcanzando la región mediterránea, Sudáfrica y gran parte de Macaronesia.

En la Península Ibérica se localiza en casi toda su totalidad; no obstante, se encuentra escasa en la mitad norte. Centrándonos en territorio español, es abundante en las provincias de Barcelona, Islas Baleares, Tarragona, Valencia, entre otras.

Datos curiosos del tabaco moruno

La razón principal del cultivo de este ejemplar radica en sus usos medicinales y rituales, mediante el cual se usan sus hojas de forma externa para aliviar diversos males como: dolores de cabeza, hemorroides, heridas, entre otros.

Las hojas de esta especie son usadas para la fabricación de cigarrillos de baja calidad, esto se debe a que el efecto de la nicotina no es tan potente como sucede con la Nicotiana tabacum.

Finalmente, se trata de una especie muy tóxica para los seres humanos y diversos animales. Cabe destacar que, el consumo de este ejemplar puede causar la muerte, y, además, se dice que en Sudáfrica hubo una baja de avestruces debido a que fallecieron por ingerir dicha planta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *