Saltar al contenido
Orégano
Orégano

 

Hierba aromática de gran valor en la gastronomía de todo el mundo pero con cualidades homeópatas interesantes, se trata del Orégano o como la conocen los científicos Origanumvulgare. Esta apreciada planta fue venerada por los romanos y griegos quienes la tenían como un símbolo de dicha y felicidad.

Los primeros cultivos de Orégano se desarrollaron en el Mediterráneo pero en la actualidad se ha extendido a zonas de Marruecos, La India y Grecia, principales productores y comercializadores de la hierba.

El Orégano es un arbusto que puede llegar a medir sólo 45 centímetros de alto, sus hojas con mucho aroma son de un color verde intenso y de forma ovalada. Por su parte el tallo suele ser de color rojo tenue. Las flores que se asoman del arbusto son pequeñas, pueden ser blancas o rojas y están flanqueadas por hojas muy pequeñas de color rojo. Tiene además millones de glándulas, diseminadas por toda la planta que generan una esencia amarilla y de mucho aroma.

El sabor agradable del Orégano combina genial con infinidades de alimentos, las hojas son apreciadas en la gastronomía tanto fresca como seca. Es útil en la cocina, se valoran sus propiedades medicinales pero también son una hermosa y perfumada opción ornamental.

Detalles del Orégano

Detalles del Orégano
Detalles del Orégano

 

Las bondades del Orégano se conocen desde la Edad Media cuando las hojas se utilizaban para aliviar problemas reumáticos, calmar la tos y las molestias relacionas con las encías y dientes. Pero, son abundantes los beneficios medicinales que se le achacan a esta hierba.

Lo reconocen como un antioxidante natural, antifúngico y antimicrobiano, esto gracias a los principios activos de la planta; ácido rosmarínico, carvacol y timol. Es útil en tratamientos de osteoporosis, arteriosclerosis y enfermedades de tracto respiratorio superior.

Si se toma en infusión ayuda a digerir los alimentos, reduce flatulencias y combate el estreñimiento. Por su parte el aceite de Orégano actúa sobre parásitos gastrointestinales y frena el proceso infeccioso que causa la listeria y la salmonella. Además cura ulceras bucales y la halitosis.

Minerales como Magnesio, calcio, hierro, zinc y potasio, vitaminas A, C, E y K son algunos de los componentes que ofrece el Orégano para mejorar la salud. Las contraindicaciones son mínimas, sólo se debe tener cuidado por alguna reacción alérgica a alguno de sus componentes.

Popularmente se dice que el Orégano es la hierba que alegra el monte y que no todo el monte es Orégano, lo cierto es que se trata de una especia de gran presencia en las cocinas de todo el mundo y es considerado actualmente como el rey de la gastronomía mediterránea e italiana. Es una hierba que combina genial con casi cualquier alimento, es útil en salsas, cremas, aderezos, ensaladas, el pollo, las carnes, los pescados y sus derivados.

Cuidados del Orégano

Cuidados del Orégano

 

Es un cultivo versátil, puede crecer en prados secos o cerca de bosques poblados, se desarrolla tanto en macetas como en terrenos amplios, en cualquiera de los caos merece un mínimo de cuidados por eso ofrecemos algunos consejos prácticos.

  • Se cultiva a partir de la semilla, puede ser directo al suelo o en una maceta con cuidado de no enterrarla demasiado para así no frenar su desarrollo. También se puede optar por sembrar el tallo.
  • La época ideal para sembrar Orégano es entre la primavera y el otoño.
  • Prefiere los suelos bien drenados.
  • Se recomienda regar los arbustos una vez cada siete días, mientras que durante el verano se debe doblar la frecuencia.
  • Abono orgánico y humus de lombriz cada seis meses será suficiente para que el cultivo se desarrolle óptimo.
  • Resiste perfecto temperaturas altas y zonas frías, sin embargo prefiere lugares con temperaturas entre los 20 y 30 grados centígrados.
  • Se adapta a la sombra pero estará mejor expuesta al sol.
  • Se reproducción es a través de la división ya cuando el cultivo está en su edad adulta.

Problemas frecuentes del Orégano

Se dice que las plantas aromáticas pocas veces son atacadas por plagas, sin embargo en realidad no están del todo exentas de contraer alguna enfermedad. Por ejemplo al cultivo de Orégano le suelen aparecer unos pequeños bichos entre sus hojas.

Estos insectos son unas orugas que se alimentan de las hojas de la planta y pueden llegar a desbastarlas por completo, lo ideal es retirar estos pequeños seres y retirar las hojas afectadas para posteriormente aplicar algún insecticida ecológico. Por otro lado, hay que tener cuidado de no sobre regar el cultivo para prevenir la presencia de hongos.

 

Subir