Saltar al contenido
Ortiga
Ortiga

 

Famosa por causar picazón e inflamación en la piel al manipularla debido a una sustancia acida en sus hojas, descendiente a las Urticáceas, originaría del continente asiático y considerada como una “mala hierba”, hablamos de la Ortiga. También conocida desde tiempos remotos como la hierva de los ciegos porque hasta ellos advertían su presencia.

Expertos aseguran que existen dos tipos de esta planta, la Urtica Dioica u Ortiga Mayor que llega a medir hasta 150 centímetros de alto. Es la más común y resalta por tener en su estructura vellosidades punzante que producen un líquido responsable de causar picazón e irritación en la piel. Su tallo tiene forma cuadrada y las hojas son óvalos aserrados mientras que las flores son diminutas, hermafroditas y crecen en ramos.

Por su parte la Ortiga menor o como la conocen los científicos Urtica Urens generalmente crece al lado de la mayor, es de menor tamaño llegando a medir sólo 60 centímetros y es aún más irritante que su hermana. Ésta ofrece menos beneficios médicos en comparación con la Ortiga mayor.

Detalles de la Ortiga

Detalles de la Ortiga
Detalles de la Ortiga

Se trata de un arbusto pequeño en tamaño pero con un sinnúmero de propiedades medicinales amén de sus componentes químicos que la convierten en una planta interesante. Destaca, entre los principios activos de la Ortiga, los flavonoides cuyos efectos desinflamatorios y antioxidantes son requeridos en la medicina homeópata. Pero además posee pro vitamina A y C, ácidos orgánicos, serotonina, sales minerales, clorofila, resina, silicio, histaminas, potásico, taninos y ácido fórmico.

Como es una plata que causa escozor al tocarla y es requerida para tratamientos médicos, es necesario e importante saber lo básico para su recolección. Por su puesto que se deben utilizar guantes para evitar el contacto directo con la vellosidad de la Ortiga. Dependiendo de para qué es requerida se puede tomar la planta entera o sólo hojas y tallo.

Lo recomendable es recolectarla entre los meses de mayo y agosto, si es para uso medicinal de lo contrario cualquier época del año es buena antes que florezca la planta. Es importante saber que las hojas más antiguas son aún más dañinas por lo que deben desecharse.

A pesar de ser considerada una hierba mala tiene su fanaticada y es que hay quienes aprovechan la planta completa, mientras está joven, para tratar afecciones de carácter médico. Por ejemplo, para tratar inflamaciones lo ideal es utilizar las hojas y las raíces.

Se sabe de su uso para prevenir la caída del cabello, además aminora la caspa y la seborrea y mantiene el cuero cabelludo con buena salud. Para esto se recomienda utilizar la raíz y las hojas, preparar una decocción y aplicarla directamente en el cuero cabelludo.

Tiene efectos depurativos por lo que es ideal para tratar síntomas de infecciones en vía urinarias o el ácido úrico alterado. Se puede tomar regularmente para combatir problemas de fatiga extrema. Es ideal para mejorar el estreñimiento por su capacidad de estimular la flora intestinal.

Contribuye a regular la menstruación en las mujeres, también es útil para tratar las hemorragias tanto las externas como las internas. Tienes efectos hipoglucemiante que reduce los niveles de azúcar en la sangre.

En la actualidad se realizan estudios para comprobar la eficacia de la Ortiga en el proceso de sanación de la patología hiperplasia benigna de próstata, cabe destacar que científicos de todo el mundo intentan demostrar las propiedades de esta planta, sobre todo en esta condición.

Cuidados de la Ortiga

Cuidados de la Ortiga
Cuidados de la Ortiga

 

 

Tener un cultivo de Ortiga es algo fuera de lo convencional y genera un reto importante por lo difícil de manipular que es la planta, sin embrago vale la pena tomando en cuenta su valor medicinal. Lo primero es tener en cuenta algunos cuidados por lo que a continuación ofrecemos consejos útiles.

  • Este cultivo agradecerá crecer en un suelo bien drenado y muy fertilizado con suficiente materia orgánica.
  • Para que se desarrolle de forma óptima la temperatura ideal debe no sobrepasar los 25 grados centígrados
  • Necesita de un riego abundante, para la Ortiga es esencial el agua para crecer sana-
  • Podar un arbusto de Ortiga es difícil pero debe hacerse con regularidad, lo recomendable es quitar las hojas marchitas.
  • Para la cosecha de ortiga es necesario esperar que los principios activos de la planta estén aptos, esto es generalmente entre primavera y otoño.
  • Recordar utilizar guantes para no entrar en contacto directo con la vellosidad que causa escozor.
  • Para calmar la picazón que causa la Ortiga se recomienda usar bicarbonato con agua y aplicar.

Problemas frecuentes de la Ortiga

La mala fama de la Ortiga llega hasta las plagas y enfermedades, que son incapaces de atacarla. Se ha demostrado que esto se debe a los principios activos que preñan la planta y que la hace prácticamente inmune al ataque de hongos, plagas o insectos.

 

Subir