Saltar al contenido

Passiflora caerulea

Passiflora caerulea
Passiflora caerulea
Passiflora caerulea

La planta Passiflora caerulea, también llamada “Flor de la pasión” o “Pasionaria azul”, es una especie del género Passiflora la cual comprende un gran número de plantas trepadoras de grandes flores y peculiares frutos, siendo en este caso reconocida por sus tonos azules presentes en las flores.

Se puede decir que sus cuidados tienden a ser relativamente sencillos, por lo que es una planta que muchos podrían cultivar en sus jardines.Y por si fuera poco, su crecimiento por lo general tiende a ser muy rápido, teniendo como desventaja que su longevidad es sumamente corta.

Características de la Passiflora caerulea

Características de la Passiflora caerulea
Características de la Passiflora caerulea

 

Se presenta como una planta trepadora de tallos leñosos, la cual cuenta con grandes flores que representan su belleza, e inclusive, muchos sacerdotes afirman que dicha planta está relacionada con la pasión de Cristo, y es por ello que adquiere uno de sus nombres comunes. Por otra parte, tiene la característica de enredarse en cualquier superficie que se proponga, como un árbol, paredes o distintos soportes.

Es una planta de hojas perennes, las cuales aparecen de forma alterna; son glabras, de bordes lisos, presentándose de color verde oscuro y se encuentra palmadamente lobulada, con una cantidad de lóbulos que se mantienen en un número de 5 a 9, cuyas formas son ovales oblongas. Por otra parte, las hojas se mantienen en tallos delgados con vástagos en espirales, los cuales también son glabros y de tonos verdosos.

En cuanto a las flores de la pasionaria azul, lo primero que podemos detallar es que adquieren un gran tamaño, pues logran alcanzar hasta los 10 centímetros de diámetro; y lo segundo es que se encuentra rodeada por diversas brácteas de color verde, manteniendo así una forma de huevo. Por otra parte, la flor cuenta con 10 tepales de tonos entre verde claro y blanco, 5 pétalos y sépalos, siendo éstos últimos como si fueran pétalos carnosos, teniendo unos filamentos muy destacados, pues presentan puntas azuladas muy hermosas; y su base cuenta con una banda media cuyo color es blanco y púrpura oscuro.

Posteriormente de las flores nacen los frutos, los cuales tienen un aspecto de huevo, siendo prácticamente hueco por dentro, y conteniendo una ligera cantidad de pulpa ácida pero agradable, rodeando así una considerable cantidad de semillas. En cuanto a sus medidas, por lo general suelen tener 6 centímetros de largo y 4 centímetros de ancho.

Cuidados de la Passiflora caerulea

Cuidados de la Passiflora caerulea
Cuidados de la Passiflora caerulea

 

Al cultivar un ejemplar de pasionaria azul, nos toparemos con una planta trepadora de alto valor ornamental, que incluso nos puede servir para cubrir espacios deteriorados o mal vistosos; sin embargo, existen diversos factores que debemos tomar en cuenta al momento de plantar un ejemplar. Entre ellos podemos mencionar:

  • La ubicación debe contar con buena iluminación para la producción de las flores, aunque también se puede considerar ubicarle en la semisombra.
  • Sienten preferencia por los climas cálidos, pero se pueden dar casos en que algunas especies pueden tolerar bajas temperaturas de hasta -5ºC. Por otra parte, debemos destacar que la planta tiene la capacidad de rebrotar muy bien en caso de sufrir algunos daños.
  • En cuanto al sustrato, debe ser fértil, húmedo y con buen drenaje, teniendo en cuenta que la cantidad de nitrógeno no puede ser muy elevada, pues el mismo solo sirve para las hojas y no para las flores.
  • Es una planta exigente de humedad, por lo que el riego debe ser muy frecuente en su crecimiento y floración, reduciendo la frecuencia en las temporadas frías como el invierno.
  • Resiste muy bien la poda, incluso se recomienda aplicarla después de su floración, para así cortar una cantidad de 2 o 3 yemas de los tallos, los cuales anteriormente dieron origen a las flores.

Usos de la Passiflora caerulea

Normalmente cuando cultivamos una planta trepadora, nos enfocamos en apreciar su valor ornamental y en algunos casos sus frutos, pero existen muchos usos que en ocasiones podemos olvidar; algunos de ellos son:

  • Producen unos frutos de gran tamaño, los cuales son comestibles y son utilizados en una amplia variedad de platillos culinarios, y también para realizar jugos o mermeladas. Por otra parte, se pueden consumir crudos, incluso también las semillas, pues su interior tiene una gran similitud con las ganadas.
  • Por su alto valor ornamental, es una planta trepadora que se suele utilizar para cubrir muchos espacios, tales como paredes, rejas, soportes, entre otros; fijando así un hermoso aspecto, y cubriendo algún lugar deteriorado.
  • A pesar de ser una planta trepadora, tiene la capacidad de producir sombra, pero sólo es posible cuando se usa para crear techos vivos, lográndose mediante algunos pilares como troncos, y suministrando una malla en la parte superior.
  • Tiene la capacidad de eliminar la polución, es decir, los distintos contaminantes presentes en el aire, por lo que, si tenemos un ejemplar de la misma, apreciaremos un ambiente más sano y relajado.
  • Finalmente, se puede destacar que tanto sus hojas y flores tienen propiedades medicinales, ya que cumple una acción espamolítica, analgésica, cura la ansiedad y funciona tanto sedante como tranquilizante.

 

Subir