Saltar al contenido

Pilea peperomioides

Pilea peperomioides
Pilea peperomioides

La planta Pilea peperomioides, conocida también como “Planta del misionero” o “Planta china del dinero”, es un hermoso ejemplar de porte moderno, caracterizado por sus hojas redondas muy llamativas. Es oriunda del sur de China, siendo distribuido en Europa desde el siglo XX gracias a un misionero noruego llamado Agnar Espegren, quien recortó unos esquejes obtenidos en Yunnan. Seguidamente los distribuyó en toda Escandinavia en el año 1946 y, hoy en día, se encuentra a lo largo de todo el continente.

Se trata de una planta minimalista y delicada, siendo perfecta para adornar muchos hogares u oficinas; inclusive, es preferida por diversos arquitectos, interioristas, decoradores y muchos profesionales amantes de la moda.

Características de la Pilea peperomioides

Características de la Pilea peperomioides
Características de la Pilea peperomioides

 

El primer detalle llamativo que podemos presenciar del ejemplar son sus hermosas hojas perennes, que tienen una forma redondeada muy ornamental; siendo a su vez lustrosas, carnosas y de un color verde oscuro muy atrayente para la vista humana. Dichas hojas miden hasta 10 centímetros de diámetro y se encuentran sostenidas por un largo pecíolo de color verde pálido; las cuales salen de un tallo muy corto, pues el ejemplar presenta un tamaño muy reducido, pero es capaz de dar una gran impresión en el lugar donde se encuentre.

Por otra parte, posee unas inflorescencias distribuidas en distintos tallos, las cuales son de poco carácter ornamental. Además, sus flores son de color blanco verdoso, y su tamaño tiende a ser muy reducido.

Multiplicación de la Pilea peperomioides

Como la mayoría de las plantas, su multiplicación se da por medio de semillas; sin embargo, es la manera menos aplicada, ya que su germinación sólo puede darse de manera satisfactoria en su lugar de origen. Hasta la actualidad se ha propagado en todo el territorio europeo por medio de esquejes, los cuales se obtienen de los brotes que suelen salir de sus raíces. Estos esquejes deben cortarse con una navaja muy filosa pero delicadamente, para finalmente obtener una parte de la especie sin haber maltratado su sistema de raíces.

Para que el proceso de enraizamiento se lleve a cabo satisfactoriamente, se debe plantar en sustrato para semilleros o para plantas de interiores, el cual debe estar bien humedecido. De la misma manera, se debe plantar en un ambiente alejado del sol directo y de los fuertes vendavales, pues su tallo tiende a ser muy delicado.

Cuidados de la Pilea peperomioides

Cuidados de la Pilea peperomioides
Cuidados de la Pilea peperomioides

 

Para que la planta pueda crecer y mantenerse en buen estado durante un período muy largo, se debe tomar en cuenta el ambiente donde se encuentre:

  • Al tratarse de una planta para interiores, se debe mantener en una zona sin acceso directo al sol y con buena iluminación, por lo que es recomendable ubicarla en un lugar cercano a la ventana; así recibe los rayos solares, pero sin tener contacto directo.
  • Se debe considerar rotar la meseta en donde se mantenga, ya que su tallo tiende a inclinarse en la dirección de donde vaya la luz solar. Debido a esto, es recomendable rotarla al menos 2 o 3 veces por semana, para así mantener un tallo recto y en buen estado.
  • Con respecto a la humedad, es una especie que disfruta la presencia de ella, por lo que se recomienda mantener la tierra siempre con abundante agua, pero sin llegar al punto de provocar encharcamientos. Además, debemos tomar en cuenta que en la estación de invierno sólo se debe regar una vez a la semana.
  • Es una planta que se debe ubicar en interiores, razón por la que puede tolerar muy bien las temperaturas ajenas a las soleadas. Asimismo, cabe resaltar que tolera y disfruta muy bien el frío, siendo un motivo por el cual le estimula el invierno y, posteriormente, en la próxima temporada podrá mostrar un diseño sumamente atractivo.

Enfermedades y plagas de la Pilea peperomioides

La planta del misionero, es una especie que suele ser muy rústica. Es por eso, que las diversas plagas y enfermedades no suelen afectarle con facilidad. Sin embargo, existen insectos que normalmente suelen atacar distintas especies de Pileas, entre los cuales se destacan las cochinillas y las arañas rojas. Estos insectos deben tratarse de inmediato para evitar posibles daños que puedan surgirle a la planta con el pasar de los días.

Por otra parte, se considera muy dañino colocar el espécimen en lugares en donde abunden las sequías prolongadas o donde la temperatura sea demasiado alta. Por este motivo, se recomienda cambiar de sitio al ejemplar, o simplemente estar al tanto de su tierra, ya que requiere de suficiente humedad y debemos prevenir que se seque por completo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *