Saltar al contenido
Pingüica
Pingüica

 

Conocida popularmente como manzanita por su similitud con este fruto, la Pingüica es un arbusto descendiente de las Ericaceae y es oriunda de la parte norte del continente americano con mucha presencia en Estado Unidos de América y México. Los estudiosos de la botánica la llamaron Arctostaphylos pungens, se sabe que su fruto es útil para alimentar a animales pero también se elaboran mermeladas a partir de éste.

La Pingüica es un arbusto que llega a medir 3 metros de altura, de tallo que se erige recto recubierto por una corteza lisa y de color rojo. Tiene ramas cortas en las que crecen hojas de aspecto fuerte, ovaladas y puntiagudas vestidas de un bonito verde brillante. Llegan a medir 4 centímetros de largo pero son las hojas nuevas las que se roban el protagonismo puesto que tienen una presencia lanosa muy llamativa.

Los brotes de la Pingüica están constituidos por racimos de forma esférica y cubiertos por diminutas y abundantes flores. Ahora el fruto de este arbusto se asemeja a una ciruela, es carnoso y llega a medir 8 milímetros, éste se puede comer al ocaso de la primavera o cuando finalice el verano que es cuando madura. Se reconoce fácilmente el fruto al madurar puesto que se pinta de amarillo inicialmente y luego cambia a un café rojizo. Por su parte, las raíces de la Pingüica extrañamente se asocian estrechamente con algunos tipos de hongos con los que incluso pueden compartir el sustrato.

Detalles de la Pingüica

Detalles de la Pingüica
Detalles de la Pingüica

 

Esta planta leñosa que crece como arbusto, suele ser útil para alimentar a especies de animales que comparten su habitad pero además ofrece de forma natural una excelente opción homeopática. La Pingüica posee entre sus principios activo Arbutina, una sustancia que tiene propiedades despigmentante y se usa mayormente en tratamientos de belleza, por ejemplo elimina las manchas en la piel y normaliza la producción de melanina.

Tiene acción diurética, estimula el tránsito urinario haciendo que los órganos eliminen perfectamente las toxinas e impidan posibles complicaciones renales, infecciones o inflamaciones pélvicas. Está preparado para combatir infecciones actuando como un antibiótico natural, puede atacar problemas como fiebres, neumonía, inflamación de las anginas u otitis.

Funciona además como analgésico suprimiendo dolores musculares y de cabeza, alivia traumas por accidente, dolores menstruales y actúa directamente sobre los dolores causados por enfermedades como la fibromialgia o lupus. También tiene poderes cicatrizantes por lo que resulta una increíble herramienta natural para el cuidado de las heridas abiertas de menor o gran tamaño. Se recomienda su usa en ese sentido para aplicar infusiones en heridas pos operatorias.

Pero además de sus usos medicinales la Pingüica cumple un rol principal como restauradora del suelo en zonas erosionadas. Y es que esta planta crece silvestre en lugares desérticos produciendo follaje que con el tiempo estimula el establecimiento de otras especies de plantas.

Cuidados de la Pingüica

Cuidados de la Pingüica
Cuidados de la Pingüica

 

En general se trata de un arbusto que no exige mayores cuidados, sin embargo tiene requerimientos específicos en cuentos a suelos, clima y nutrientes. A continuación algunos consejos básicos a seguir para que la Pingüica progrese de forma sana.

  • Prefiere los suelos secos, gravosos y poco profundos. Agradecerá sin tienen un PH ácido, esto ayudará a su crecimiento.
  • Es un arbusto capaz de establecer una relación simbiótica con algunos hongos. Relación que le permite sustentarse obteniendo nutrientes y agua a través de ellos.
  • Prospera en climas templados, se recomienda cultivar Pingüica cerca d matorrales, chaparrales o en bosques templados.
  • La reproducción de la planta se hace a través de las aves y otros animales que consumen los frutos y esparcen las semillas.

Problemas frecuentes de la Pingüica

Se trata de un arbusto que se precia de ser autosuficiente, no necesita de muchos cuidados para que progrese y rara vez es atacado por enfermedades o plagas, sin embargo podrían aparecer algunos hongos e insectos que son afín con este tipo de plantas de frutos parecidos a la manzana, el durazno y las ciruelas.

Por ejemplo el Coryneum, un hongo que suele atacar hojas, flores, brotes, frutos y hasta las ramas. Se manifiesta en forma de marchas redondas en la fruta, ahueca las hojas e inclusive puede llegar a matarlos brotes. Para acabar con este tipo de hongos lo ideal es retirar el tejido de la planta infectado y aplicar algún tipo de químico a base de cobre.

El hongo conocido como Oídio ataca directamente la fruta tornando su apariencia con un moteado oxidado nada saludable, además es común que el cultivo infectado con esta enfermedad se retrase en progresar. Para combatir este hongo fungicidas y quitar las hojas y frutos afectados.

 

Subir