Saltar al contenido

Plantas verdes de interiores

Plantas verdes de interiores
Plantas verdes de interiores

Si en algún momento sentimos que a nuestras casas les falta color y queremos darle un toque más natural, que a su vez relajará el ambiente, lo mejor será adquirir alguna planta verde, pues nos deleitarán con un diseño generalmente exótico, elegante o con un porte simple, pero a la vez combinado con el espacio.

Una ventaja que podemos tener con estas plantas, es que como se cultivan en macetas, podremos reubicarles de posición a nuestro antojo; tomando en cuenta que los cambios de temperaturas bruscos pueden afectarle negativamente. Por otra parte, se puede decir que hay un sinfín de ejemplares aptos para cumplir su labor en interiores, por lo que encontraremos una planta apta para adornar distintos espacios, como una sala de estar, oficina, cuarto para niños, cocina, entre otros.

Plantas verdes de interiores más recomendadas

Las plantas verdes de interiores corresponden un montón de géneros que se adaptarán a nuestras zonas; algunos exigentes de humedad, otros carentes de la misma; pero lo que podemos afirmar, es que su belleza dará vida a nuestros hogares u oficinas. Algunas plantas son:

  • Planta del dinero: Se trata de una planta muy peculiar y popular por sus hermosas circulares, las cuales se presentan en abundancia, y nos aportarán un porte elegante en donde la ubiquemos, ya sea en una mesa, escritorio, entre otros. Se puede usar en macetas colgantes, resiste muy bien el frío, y necesita de suficiente iluminación natural de forma indirecta, para así alcanzar un tamaño aproximado de 30 centímetros.
  • Aloe vera: También conocida como “Sábila”, es una excelente planta ornamental que no puede faltar en nuestros hogares. Además, presenta un diseño sencillo y hermoso de hojas alargadas con ápice y bordes puntiagudos. Igualmente, es una planta sumamente fácil de cuidar, pues nada más requiere de buena exposición al sol, y la humedad no necesita ser muy abundante.
  • Dieffembaquia: Corresponde a un género de plantas que se caracterizan por sus grandes hojas de colores combinados entre verde, blanco o amarillo, las cuales a su vez son anchas y bien definidas. Para cultivar un ejemplar de la misma, simplemente debemos darle acceso a la iluminación indirecta y al riego moderado, destacando también que ésta planta puede adaptarse muy bien a las sombras.
  • Ficus: Es un género de plantas que se caracterizan por su excelente adaptabilidad, pues se pueden encontrar tanto en espacios de exterior como de interior; mostrando de la misma manera unas hojas espectaculares que suelen distinguirse dependiendo de la variedad que se tenga. Puede crecer muy bien en zonas tanto iluminadas como a las semisombras.

Cuidados de las plantas verdes de interiores

Las plantas verdes de interiores por lo general tienen cuidados muy parecidos y relativamente fáciles. Ahora bien, debido a que existen un sinfín de especies de este tipo, nos enfocaremos en una serie de cuidados promediados, entre los cuales se pueden mencionar:

  • Lo primero que podemos tomar en cuenta al cultivar una planta verde de interior, es que necesita de buena iluminación, logrando de la misma manera que los rayos solares se proyecten en el ejemplar, pero de manera indirecta.
  • Cuando cultivamos una planta de interior, estamos descartando por completo el acceso a las heladas, es decir, este tipo de plantas no suelen tolerar las bajas temperaturas.
  • Generalmente, cuando escogemos a nuestro ejemplar, debemos plantarlo en una maceta, siendo recomendable que el sustrato sea una mezcla de turba, arena y mantillo en partes iguales, pues normalmente la mayoría de las plantas de interior se basan en estos suelos, y es indispensable que el mismo tenga buen drenaje.
  • La humedad juega un papel fundamental, pues en su mayoría necesitan de pulverizaciones en las hojas, algunas con agua de lluvia, otras con agua de grifo. En cuanto al riego, generalmente se tiene una frecuencia de cada 10 días en invierno, 2 o 3 veces por semana en verano, y 1 o 2 veces por semana el resto del año.

Consejos para evitar los problemas en las plantas verdes de interiores

La mayoría de los problemas presentes en este tipo de plantas ocurre por una mala ubicación o un descuido de la misma, causando diversos daños como pudriciones, sequedad en hojas, plagas, enfermedades, incluso la muerte del ejemplar; y es por ello, que se recomienda tomar en cuenta los siguientes consejos:

  • El primer enemigo de la planta es el sol directo, pues la exposición de la misma en tales circunstancias puede producir quemaduras en las hojas, las cuales se pueden presenciar rápidamente por la sequedad que se observa.
  • Al momento de regar nuestro ejemplar, debemos colocar un plato debajo de la maceta, y no dejar que este almacene el agua por un corto período, pues así se evitan los encharcamientos.
  • Existen muchísimos tipos de abono, así que si queremos añadirlo al sustrato de nuestra planta, debemos investigar bien que sea compatible con la misma, pues una mala elección producirá la caída de las hojas.
  • Generalmente, las plantas suelen ser atacadas por plagas como pulgones o ácaros, los cuales se deben eliminar inmediatamente con algún plaguicida, siendo más fácil de detectarlos en los brotes y nervaduras de las hojas.
  • En ocasiones, cuando una enfermedad afecta a la planta, esta se suele propagar hacia los demás ejemplares cercanas, y es por ello que se debe alejar inmediatamente de las demás, seguidamente se eliminan las raíces muertas y se cambia el sustrato en casi su totalidad.

 

Subir