Saltar al contenido

Saintpaulia ionantha

Saintpaulia ionantha
Saintpaulia ionantha

La planta Saintpaulia ionantha, o mejor conocida como la “Violeta africana”, es una especie originaria de Sudáfrica y actualmente cultivada por su gran uso ornamental; pues su pequeño tamaño presenta cualidades muy atractivas para muchísimos jardineros del mundo. Es una excelente planta para interiores, pues su diseño compacto resulta exclusivo para adornar las mesas de nuestras casas, así como encimeras, escritorios de oficina, entre muchos otros sitios.

Se puede ubicar en distintas tiendas especializadas en el ámbito de florería, ya que éste ejemplar posee unas flores altamente ornamentales, las cuales pueden variar dependiendo de la variedad que se tenga. Asimismo, sus grandes hojas también son un factor llamativo que se puede considerar al momento de apreciar a la planta.

Detalles de la Saintpaulia ionantha

Detalles de la Saintpaulia ionantha
Detalles de la Saintpaulia ionantha

 

Nos encontramos con una planta muy pequeña, caracterizada por sus hermosas flores y por ser sumamente frágil en cuanto a las hojas. Incluso, se suele comercializar con la protección de algún envase o envoltura de papel para evitar su deterioro.

Sus hojas son perennes, de estructura redondeada y carnosa, y tienen una medida que ronda entre los 5 y 8 centímetros de longitud. Suelen ser de color verde oscuro y ligeramente pubescente por el haz; mientras que por el envés presenta tonos púrpuras o rojizos, además de una textura lisa. Sin embargo, el color de las hojas dependerá de la variedad que tengamos de nuestro ejemplar.

En cuanto a las hermosas inflorescencias de la violeta africana, aparecen en tallos pubescentes con al menos 5 centímetros de longitud, las cuales suelen contener una cantidad de 7 a 12 flores que miden aproximadamente 3 centímetros de diámetro. Por otra parte, en la actualidad se ha modificado genéticamente este ejemplar para obtener una gran cantidad de variedades, por lo que no se puede decir con exactitud acerca del color de las flores. Sin embargo, estas pueden tener tonos puros o combinados, siendo las más preferidas aquellas púrpuras intensas.

Ornamentalmente, se prefiere las flores sin fecundar; sin embargo, por medio de una previa polinización, podemos presenciar la aparición de los frutos, siendo presentados como una cápsula cilíndrica de tonos amarillentos.

Cuidados de la Saintpaulia ionantha

Cuidados de la Saintpaulia ionantha
Cuidados de la Saintpaulia ionantha

 

Actualmente, se pueden apreciar distintos ejemplares de la violeta africana en los distintos hogares de Europa, siendo capaz de florecer durante absolutamente todo el año. Ahora bien, para que la planta crezca sin problemas, es importante tomar en cuenta los siguientes cuidados:

  • Debemos saber que se trata de una planta muy delicada, razón por la que normalmente la podemos adquirir con una envoltura que la proteja. Y al momento de traerla al sitio que se desee, debemos quitar con mucho cuidado dicha envoltura, para que la planta no pierda alguna de sus hermosas hojas.
  • Como la mayoría de las plantas de interiores, requiere de abundante iluminación y contacto indirecto del sol; siendo el motivo por el que se recomienda colocar a nuestro ejemplar en algún sitio cercano a las ventanas.
  • Se debe regar de manera moderada y en pocas cantidades, justamente en el momento en que el sustrato empiece a secarse. Además, si se mantiene la maceta sobre un plato que pueda acumular el agua restante, se debe extraer el exceso de la misma para finalmente evitar encharcamientos.
  • Para poder plantar ejemplares de violeta africana, se debe considerar un sustrato turboso, húmedo y bien drenado. El cual a su vez debe mantenerse en un ambiente que no sobrepase los 25ºC de temperatura.
  • Finalmente, se puede optar por aplicar abono periódicamente para mejorar el crecimiento de las flores y la calidad de sus hojas. Este abono debe ser de textura líquida y se debe mezclar con el agua.

Enfermedades y plagas de la Saintpaulia ionantha

A pesar de su diseño tan delicado, la violeta africana no suele ser tan propensa a ser atacada por las plagas. Sin embargo, por alguna anomalía con respecto al ambiente donde se encuentre, podría causarle desde daños simples hasta severos. Por esta razón, se recomienda cumplir con los requerimientos que necesita la planta.

Ahora bien, entre los posibles daños con respecto al ambiente, se pueden mencionar la putrefacción de las hojas, ausencia de flores, hojas pálidas o amarillas, planta lacia y diversas manchas en las hojas; normalmente estos daños suelen ocurrir por humedad excesiva o escasa, contacto directo con el sol, bajas temperaturas o, incluso, la falta de abono.

Por otro lado, algunas plagas que suelen atacar al ejemplar son la cochinilla blanca, pulgones o los conocidos trips. Todos ellos son insectos que normalmente suelen aparecer en las hojas de la planta; motivo por el cual se recomienda aplicar algún plaguicida y tratamientos preventivos de dichas plagas.

En cuanto a las enfermedades, se pueden destacar el Oídio y la Brotrytis cinerea, pues son las más frecuentes. La primera se trata de una pelusilla anormal que suele aparecer en las hojas y tallos del ejemplar. Mientras que la segunda se trata de una especie de capa gris que puede aparecer en las flores de la planta; ambos son producidos por hongos y se recomienda tratarlos en seguida con fungicidas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *