Saltar al contenido

Tilia cordata

Tilia cordata
Tilia cordata

También conocido como tilo, tilo de hojas pequeñas (castellano), tell de fulla petita (catalán), ezki hostotxikia (euskera) y tileiro (gallego). Es un árbol de gran porte perteneciente a la familia de las Tiliáceas, caracterizado principalmente por su gran tamaño, peculiares hojas y por los diversos usos que el hombre le otorga desde hace muchos años.

Conoce al tilia cordata

Se trata de un hermoso árbol caducifolio con un gran porte majestuoso, el cual es usado desde tiempos antiguos por sus diversos usos industriales y como especie ornamental. Posee una copa muy densa en forma de cúpula o abombada, siendo a veces irregular. Por consiguiente, es capaz de ofrecer una excelente sombra, la cual es apreciada muy bien en los tiempos de verano.

Detalles del tilia cordata

Es presentado como un árbol de gran porte y tamaño, alcanzando una altura de hasta 30 metros, siendo incluso capaz de superar dicho límite. Su tronco suele ser recto, con una corteza que varía con la edad, ya que en ejemplares jóvenes suele ser lisa y de color gris; mientras que en árboles mayores se presenta en tonos más parduscos y adquiere diversas fisuras dadas por estrías, placas y surcos. En ejemplares viejos sus ramas pueden aparecer enderezadas o dobladas hacia abajo hasta acercarse al suelo.

La principal cualidad de sus hojas radica en su diseño acorazonado, siendo además alternas, de ápice corto y estrecho, bordes ligeramente aserrados, y tienen una medida aproximada de 6 centímetros de ancho por 5 centímetros de largo. Estas hojas presentan un color verde oscuro lustroso por el haz y siendo más azulado por el envés; teniendo a su vez diversos ramilletes pubescentes de color pardo rojizo.

Las flores del tilo de hojas pequeñas son de poco tamaño, y aparecen en grupos de 4 a 12 en inflorescencias péndulas, siendo acompañadas por una peculiar hoja llamara bráctea, la cual es liguliforme, obtusa y oblonga. Son muy aromáticas, de colores entre amarillo y verde, con el cáliz y corola blanquecino; teniendo a su vez, la cualidad de ser una especie melífera, es decir, suele atraer muchas abejas polinizadoras.

Posteriormente nacen los frutos, los cuales son redondeados, muy pequeños, de hasta 8 milímetros. No posee costillas, siendo característica que le hace diferenciarse del Tilia platyphyllos, ya que ésta es más grande y posee 5 costillas. Son de color verde grisáceo, su textura es seca y blanda, teniendo la cualidad de poder romperse por acción de los dedos.

Sobre su ecología

Suele crecer abundantemente en los bosques de robles y carpes; ahora bien, puede crear pequeños bosquetes por su propia cuenta. En cuanto al terreno, prefiere aquellos frescos y profundos, sintiendo preferencia principalmente por los suelos calizos, creciendo en zonas umbrosas y húmedas. Sin embargo, se da perfectamente en donde el clima sea de verano cálido, ubicándose en una altura sobre el nivel del mar de hasta 1600 metros.

Su multiplicación se da por medio de semillas, las cuales se deben someter a diversos procesos para suavizar la capa que posee, ya que, sin ningún previo tratamiento, la semilla no podría germinar. Por otra parte, se puede propagar por medio de esquejes. Cabe destacar que, es un ejemplar excelente en cuanto a resistencia, debido a que puede soportar muy bien los incendios.

Situación geológica del tilo de hojas pequeñas

Situación geológica del tilo de hojas pequeñas
Situación geológica del tilo de hojas pequeñas

 

Es una especie oriunda del continente europeo, encontrándose distribuido actualmente en casi su totalidad; además, siendo abundante en las distintas montañas de la región mediterránea, pero más escasa en las zonas septentrionales.

En la Península Ibérica, se encuentra naturalizada de forma general en la zona norte, habitando precisamente desde los Picos de Europa, Navarra y País Vasco, hasta Pirineos, siendo cultivado como ornamental en los distintos espacios públicos o jardines.

Datos curiosos del tilo de hojas pequeñas

Entre sus usos medicinales se destaca el uso de sus flores, ya que se puede optar por ser aplicadas de forma interna o, simplemente, acudir a una infusión, siendo eficaz como: antiespasmódica, laxante, expectorante, sedante, entre otros. Además, permite tratar problemas de hipertensión, palpitaciones, vómitos o indigestiones.

Ya para finalizar, hay que mencionar que la madera del tilo de hojas pequeñas es de buena calidad, siendo blanda y ligera. Dichas características le hacen fácil de trabajar, además de que permite diversos cortes sin presentar desgarres, la cual se puede emplear para la fabricación de diversos objetos como juguetes, carretes de hilo o abundantes cosas en el área de tornería.

 

Subir