Saltar al contenido
Tulipán
Tulipán

El Tulipán es una planta perteneciente al género botánico Tulipa, el cual es un grupo de especies bastante peculiares por sus hermosas flores que, clásicamente, se le asocian a la típica forma bulbosa que tienen. Este género tiene aproximadamente 150 especies e híbridos de las mismas; en su momento, fueron tan apreciados en Europa que prácticamente no existía un jardín en donde no hicieran presencia por sus vivos colores.

Las flores de los tulipanes son hermosas y delicadas. En algunas culturas, se dice que regalar tulipanes muestra el amor verdadero más puro y sincero. Quizás, la especie más común, y de la que se han cruzado la mayor parte de los ejemplares, es la Tulipa gesneriana; sin embargo, hay que mencionar que su genética es incierta, y es casi imposible clasificar los cientos de cultivares según sea su especie.

Características del Tulipán

Características del Tulipán
Características del Tulipán

 

Nos encontramos en presencia de una planta monocotiledónea; es decir, sus semillas presentan un único cotiledón. Por esta razón, está emparentada con el jengibre, palmeras, pastos y, por supuesto, con los lirios a los que pertenece. Los tulipanes son plantas herbáceas y bulbosas; por ende, bajo sus tallos se esconde un bulbo. En estos bulbos, las plantas almacenan nutrientes y es de allí de donde brota todo el crecimiento, así como las raíces.

Generalmente, presentan un único tallo simple; muy rara vez puede ramificarse. De igual forma, tiene hojas basales y caulinares que pueden formar leves rosetas en dirección al tallo. La forma típica de la misma es ovalada o ligeramente lanceolada.

En la parte terminal de los tallos surgen las flores, que son actinomorfas y hermafroditas, lo más usual es que sean erguidas, pero hay variedades que generan flores de forma péndula. Muchas veces son solitarias, pero pueden surgir hasta 3 flores de un único ejemplar. La forma típica de sus flores es levemente cerrada como una campana invertida, para posteriormente abrirse completamente en las variedades silvestres. Finalmente, tras la polinización, se producen los frutos, que son pequeñas cápsulas carnosas que contienen las semillas.

Propagación del Tulipán

Existen dos formas en la que podemos propagar los tulipanes, estas son:

  • Por semillas: Son plantadas en el otoño y estas germinan en la primavera siguiente. Es un método muy lento ya que las plantas pueden tardar en florecer hasta 6 años. Esta forma de propagación está destinada para el desarrollo de nuevas variedades, desaconsejándose el empleo de este método para propagar los ejemplares domésticos.
  • Por separación de los bulbos: Sus bulbos constantemente generan nuevos bulbillos en su base. En consecuencia, al momento de recolectar las flores, suele separarse los nuevos bulbos de las plantas para así plantarlos en el otoño. Esto último, hará que germinen en la primavera siguiente produciendo flores al segundo año. Cabe destacar que, es el método más utilizado para plantar el tulipán por su rapidez y sencillez.

Cuidados del Tulipán

Cuidados del Tulipán
Cuidados del Tulipán

 

Para que el tulipán pueda desarrollarse de manera correcta y sin complicaciones, es conveniente que tengamos en cuenta los siguientes puntos:

  • En primer lugar, el tulipán es una especie que requiere de temperaturas frescas. Para poder florecer, le agrada los rangos equivalentes entre los 13-16°C. Ahora bien, sus bulbos soportan temperaturas de hasta -10°C; por ende, requiere de climas frescos y de preferencia aquellos con inviernos suaves.
  • No es muy exigente de iluminación, pero es bueno destacar que mientras más iluminación reciba en sus primeras fases de vida, crecerá con mayor robustez.
  • Requiere de buena humedad en el terreno, especialmente en épocas de floración. Y en zonas soleadas, conviene regar a diario sin generar encharcamientos.
  • El sustrato debe ser fresco y suelto para facilitar la generación de sus raíces y el desarrollo de los bulbos. Es muy demandante ante la materia orgánica; a su vez, es recomendable cubrir el suelo cercano a la planta con acículas de pino u pasto seco a fin de lograr evitar la pérdida de humedad. Asimismo, la salinidad excesiva les perjudica, por lo que el suelo no debe ser salino.

Otros datos del Tulipán

Es tanta la apreciación de los tulipanes en Europa que se han convertido en la flor nacional de los Países Bajos.

En ese país, son plantados masivamente en campos muy hermosos; la producción se destina a la venta de sus flores, así como para la explotación industrial de sus bulbos. También se emplea como símbolo nacional en Irán y Turquía.

 

Subir