Saltar al contenido

Vara de Oro

Vara de Oro
Vara de Oro

La Vara de Oro es una especie de planta muy reconocida durante el verano, sobre todo en gran parte del continente europeo.

Es común apreciar en los jardines el espectáculo florido de un dorado intenso que ofrece este arbusto que no crece más de un metro de altura y que además brinda múltiples propiedades medicinales.

El nombre científico de La Vara de Oro es Solidago Viraurea, es una planta que pertenece a la familia de las Asteráceas, conocida y apreciada entre amantes de las flores y botánicos por sus características flores amarillas que crecen en ramilletes.

Es frecuente verla crecer en zonas despejadas de bosques en su estado silvestre, pero también se puede apreciar su belleza en la parte alta de montañas y matorrales a unos 2800 metros sobre el nivel del mar.

Posee una frondosidad que puede ser eterna, muy pocas veces pasa el metro de altura y es de tallo rígido y delgado. Sus hojas son puntiagudas de un color verde intenso, generalmente en la parte superior de la planta crecen en menor cantidad

Ahora, sus flores nacen como espigas y son de un color amarillo dorado, estas espigas se dividen en capas de diminutas flores, desde el centro hacía afuera. Su fruto es una semilla y se conoce como Aquenios.

Detalle de La Vara de Oro

Detalle de la Vara de Oro
Detalle de la Vara de Oro

 

Por sus múltiples y extraordinarias propiedades medicinales es común que La Vara de Oro se cultive en grandes cantidades, pero también adornan jardines y espacios públicos.

Las bondades de esta planta beneficia a los enfermos renales puesto que actúa como diurético estimulando la producción de orina, además ayuda a la expulsión de arenilla, para esto se realiza una te de infusión con sus hojas.

La Vara de Oro es un fabuloso astringente capaz de regenerar el tejido dañado, esto por su alta presencia de taninos que junto a las proteínas y carbohidratos completan la función.

Es dosis adecuada combate la diarrea es antiséptico y cicatrizante.

Pero, es importante resaltar que su uso medicinal tiene contraindicaciones, por ejemplo no se recomienda administrarse en mujeres embarazadas o durante los primeros meses de lactancia, tampoco deben ser consumidas por pacientes con problemas de hipertensión arterial o con sensibilidad a la Asterácea.

Cuidados de la Vara de Oro

Cuidados de la Vara de Oro
Cuidados de la Vara de Oro

 

Por sus altísimas cualidades medicinales esta especie de planta debe tener un cuidado específico, a continuación algunas recomendaciones para mantener siempre bella a la Vara de Oro pero sobre todo para potenciar sus propiedades.

  • Tiene una dualidad interesante puesto que puede resistir climas templados y fríos, es decir esta planta puede ser cultivada en zonas de mucha sombra o en pleno sol.
  • Es importante que los terrenos utilizados para su cultivo sean fértiles y bien drenados para evitar los charcos que pueden ser perjudiciales para la planta.
  • Es recomendable que sean plantadas o trasplantadas en sólo dos estaciones del año, otoño y primavera.
  • Aprovecha abonarla durante el verano y esta acción debe ser constante para que las flores se reproduzcan en mayor número y puedan ser utilizadas para adornar tu mesa o conquistar a un viejo amor.
  • Para prevenir el ataque de la araña roja o los pulgones, debe estar alejada del exceso de humedad ambiental.
  • Es conveniente podarla cada tres años, corta sus hojas para que la planta se regenere y cumpla su proceso de multiplicación que se realiza por división. A distancia de 40 centímetro entre ellas es que debes plantar las pequeñas hijas.

Problemas frecuentes de la Vara de Oro

Para describir uno de los problemas frecuentes de la Vara de Oro es necesario conocer que es la Fiebre del Heno.

Esta afección no es más que una rinoconjuntivitis que sufren los alérgicos al polen, los síntomas más frecuentes son, enrojecimientos de los ojos, estornudos, congestión, rinorrea y fiebre.

Según estudios la Vara de Oro es la causante de esta condición médica sobre todo en verano, aunque algunos conocedores catalogan de injusta esa acusación.

Y es que, se ha determinado que el polen de la Solidago Viraurea es muy pesado para ser polinizado por el viento al contrario son los insectos los encargados de este proceso natural lo que echa por tierra la acusación.

Por otro lado, no se conocen registros de enfermedades o plagas puntuales que afecten a la Vara de Oro, comúnmente como a le pasa a la mayoría de los cultivos en primavera y verano, son atacadas por ácaros, araña roja o pulgones.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *