Saltar al contenido
Zinnia
Zinnia

Las Zinnias son hermosas plantas que pueden ser de tipo anuales o perennes dependiendo de la especie. El género incluye unas 70 especies descritas, sin embargo, los botánicos actualmente solo reconocen la existencia de 22. Cabe destacar que, en México reciben el nombre de “guadalajaras”. Pertenecen a la familia de las compuestas (Asteraceae); por ende, están emparentadas con otras especies como los girasoles, margaritas o las dalias.

Hoy en día, son sumamente apreciadas en su zona de origen que es Norteamérica y Centroamérica, y, la gran variedad de colores que abundan en sus capítulos, las hace unas especies hermosas e ideales para darle color a los jardines. Igualmente, son plantas bastantes rústicas que resisten condiciones climáticas adversas. Muchas de sus especies, como la Zinnia angustifolia se han naturalizado fuera de su área de origen, por lo que puede considerarse una planta invasiva.

Características de la Zinnia

Características de la Zinnia
Características de la Zinnia

 

Esta hermosa planta posee una serie de características que la destacan entre otras plantas, aunque como muchas de las especies de su gran familia (las asteráceas) tiene características similares como sus típicas flores. Ahora bien, podemos detallar las más resaltantes:

  • Son hierbas que poseen tamaños pequeños a medianos. Algunas especies pueden superar el metro de altura; sin embargo, lo más común es que midan en torno a los 60 centímetros como máximos.
  • Presenta tallos de color verdoso, a veces amarillento, que se ramifican constantemente, a veces desde la base. También cuenta con hojas de disposición opuesta, sésiles y enteras.
  • Sus destacadas y hermosas inflorescencias se agrupan de manera terminal en tallos. Se les conoce como capítulos, al igual que otras de su familia puesto que son compuestas por un conjunto de pequeñas flores en una sola estructura.
  • El tamaño de las flores puede ser de unos 5 centímetros de diámetro y con vivos colores que van desde el amarillo, naranja, rojo, fucsia, magenta, rosado, azul y blanco. Atraen a gran cantidad de insectos polinizadores y, tras su polinización, cada una de las pequeñas flores produce un único fruto seco llamado aquenio, que contiene a su vez una única semilla de fácil dispersión por medio del viento.

Cultivo de la Zinnia

Cultivar esta especie es muy sencillo, ya que solo basta con recolectar las semillas encontradas en sus capítulos y brindarles las condiciones óptimas para que germinen. Solamente basta dispersar dichas semillas en un sustrato abonado, húmedo y con una pequeña capa de tierra sobre ellas. Finalmente, tras 6 a 8 semanas de haber brotado, es recomendable trasplantarlas a la maceta final o al lugar donde queramos que prospere.

Cuidados de la Zinnia

Cuidados de la Zinnia
Cuidados de la Zinnia

 

Las zinnias son de las plantas más bellas que podemos plantar en nuestros jardines por sus grandes y majestuosas flores de colores vivos, que suelen crecer en grandes grupos. Ahora bien, si queremos que nuestras plantas crezcan bien debemos de tomar en cuenta una seria de aspectos:

  • Como casi todos los miembros de su familia, requiere del pleno sol para crecer adecuadamente; sin embargo, puede tolerar algo de sombra siempre que no sea excesiva, pero esto repercutirá en el desarrollo de las flores que crecerán más débiles y con colores más apagados.
  • Prefiere climas frescos, subtropicales y tropicales, siempre cuidando que las temperaturas no crucen el límite de los 30°C durante el día y que no bajen de 10°C, que, si bien resiste, la hace más propensa a enfermedades; no tolera las heladas.
  • Puede plantarse en macetas, solo debemos cuidar de que el sustrato no se seque excesivamente sin encharcar e, igualmente, como ya mencionamos anteriormente, debe situársele donde le llegue suficiente luz.
  • El riego debe ser moderado, se hará dependiendo de las temperaturas, puesto que, con mayor calor, mayor deberá regarse; eso sí, cuidando de no encharcar la tierra porque causaría la putrefacción de las raíces.
  • El sustrato debe ser bien drenado y de preferencia fresco. La planta agradecerá el abonado frecuente con elementos orgánicos, y prefiere aquellos que sean ácidos con un pH comprendido entre 5,8 y 6,5.
  • Es ideal hacerle podas leves, cortando las flores secas; esto aumentará el vigor de las nuevas flores.

Curiosidades de la Zinnia

Curiosamente, se le ha patrocinado en estos últimos años como la primera planta florecida en el espacio, dentro de la Estación Espacial Internacional; aunque se sabe que en los años 80 ya se habían hecho florecer en el espacio plantas de otro género. Esta publicidad le ha dado una mayor popularidad a este género.

Por otro lado, la zinnia también tiene otros usos aparte de su gran valor ornamental, puesto que de sus flores y hojas pueden extraerse pigmentos naturales.

 

Subir